Archivo de la categoría: Antropologia Forense

AFIS, Identificación de huellas en BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE

Una colaboración de Beatriz Aguilar Alejandrez

En 1924 se creo la División de identificación del FBI, para proporcionar un repositorio central que almacenara registros de huellas dactilares, teniéndose en ese tiempo 810,188 registros, dividiéndose en archivos civiles y archivos criminales, incrementando ese número cada año, en 1960 el archivo criminal había aumentado a 15 millones de individuos registrados y a 63 millones el registro civil, de estos últimos muchas huellas eran incorporaciones militares provenientes de la segunda guerra mundial y del conflicto con Corea.

Todos y cada uno de los registros era clasificados de forma manual, al día 30,000 tarjeta eran buscadas y revisadas, siendo un trabajo titánico, llevado a cabo por técnicos especializados, pudiendo clasificar 100 tarjetas de huellas dactilares por hora, no obstante, el sistema manual llego a un punto en que era difícil de manejar, necesitándose algo nuevo e innovador para detener el incremento de recursos humanos utilizados para procesar las solicitudes de búsqueda.

En 1963 el Agente especial Carl Voelker de la División de Identificación del FBI busco la ayuda de los ingenieros Raymond Moore y Joe Wegstein del Instituto Nacional de Estándares y Tecnologías, para la creación de un programa que utilizara un método de comparación de finales y bifurcaciones de las crestas de las huellas dactilares, para lograr ese objetivo se debían llevar a cabo 3 tareas, la primera era desarrollar un escáner que capturara digitalmente la huella entintada y esta se pudiera leer de forma automática, en segundo lugar sería necesario que el programa lograra identificar los detalles de las crestas y por ultimo era necesario desarrollar un método comparativo para que el sistema determinara si las imágenes analizadas provenían de la misma persona.

Entre 1975 y 1976 el FBI se dedicó a la conversión de 15 millones de tarjetas de huellas dactilares criminales, automatizándolas, las fuerzas del orden locales y estatales comenzaron a evaluar esta tecnología para sus propias aplicaciones. En 1980 San francisco, California llevo a cabo un experimento con este sistema, solicitando presupuesto para abarcar todos los aspectos, desde laboratorios, vehículos especializados, personal capacitado en la recolección, estadísticas de desempeño, entre otros, el resultado genero un dramático aumento de identificación de huellas latentes para 1984.

En 1999 los gobiernos comenzaron a proporcionar fondos para que el directorio de usuarios AFIS de la Asociación Internacional para la Identificación, registrara 500 sitios AFIS en todo el mundo. La implementación de estos programas en las investigaciones forenses se volvió importante en la última década, pudiendo consultar esa información de forma simultánea, acceso a gráficas,pudiendo generar resultados estatales, nacionales e internacionales confiables y en poco tiempo.

La Dirección General de Coordinación de Servicios Periciales de la Procuraduría General de la Republica cuenta con un Sistema Automatizado de alta tecnología para la Identificación de Huellas Dactilares, ofreciendo a las instituciones dedicadas a la administración de justicia, información completa.

En la actualidad se tiene una Red nacional AFIS-PGR la cual ha sido instalada en más de 32 delegaciones estatales, contando con una estación central en el distrito federal, en el 2010 se habían ingresado 367,372 fichas,de las cuales permitieron la identificación de 77, 897 individuos que fueron vinculados a proceso.

HOY EN BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE: Acondicionamiento de tejidos

Por Beatriz Aguilar Alejandrez

Dentro de la criminalística se han hecho uso de diversas herramientas eficientes que ayudaran a la resolución de un hecho delictivo, el acondicionamiento de tejidos es una técnica utilizada para la identificación forense, la cual permitirá mejorar la textura de la piel (epidermis o dermis) de un cuerpo que puede encontrarse en cualquiera de sus fases cadavéricas, este proceso permitirá la hidratación de tejidos buscando obtener la estructura orgánica que tenia la persona en vida.

De primera instancia se debe cumplir con la norma de bioseguridad para la preservación de la integridad de las muestras al momento de la recolección, en este proceso no solo aplica a los indicios encontrados, también se deben incluir miembros humanos, en la recolección se deben utilizar herramientas y contenedores adecuados y estériles sellando con cinta de identificación que contendrá descripción, demás datos y firma para asegurar que no haya confusión ni violabilidad de la muestra.

Será de suma importancia el colocar cada uno en un contenedor o recipiente individualizado, tomando en cuenta la naturaleza de lo encontrado para que de esta forma se proteja su integridad. Expertos han detallado la problemática que surge al hacer uso del formol para la preservación de miembros, ya que al mantenerse sumergidos en esta sustancia el tejido tiende a endurecerse, dificultando subsecuentemente su manipulación y por ende el proceso de identificación.

Para llevar a cabo el acondicionamiento del miembro o tejido se deberá poner en un contenedor de agua destilada que permitirá la absorción de las sustancias químicas, este contenido será calentado al punto de ebullición, momento adecuado para introducir las evidencias físicas, siendo de suma importancia estar revisando la evolución de la hidratación de los surcos de los pliegues, el resultando de este proceso evidenciará un cambio asombroso

En el caso de pies y manos al finalizar el acondicionamiento se procederá a la toma de huellas del miembro hidratado, se entintará de manera uniforme los pulpejos para lograr una buena toma de impresiones las cuales serán colocadas en una tarjeta correspondiente al levantamiento de huellas latentes, la restauración de los componentes fisiológicos ofrecerá un mejor resultado tanto para reconocimiento como para experimentación.

El Dr. Diego Pineda y el departamento de Innovación en Material Biológico Humano de la facultad de Medicina de la UNAM, menciono que esta técnica se ha vuelto muy necesaria ya que en ocasiones se presentan dificultades cuando se localizan cuerpos momificados como por ejemplo el de un feto del que no se podía tomar huellas dactilares ya que las manos las tenía colocadas en una posición que no lo permitía ya que estaba rígido, en caso de mala manipulación se podría fracturar. Aplicando esta técnica se logró la hidratación de los tejidos pudiendo así tomar dichas huellas.

El acondicionamiento de tejidos es una práctica muy importante también para el ámbito educativo como por ejemplo la fetometría, la medición de las partes del cuerpo, la cabeza de los fetos, el diámetro entre la cabeza y los pies, ofrecerá información sobre la edad estacional.La restauración de cuerpos con esta técnica ha permitido rescatar piezas con un valor incalculable tanto para la ciencia como para la historia permitiendo su identificación y manipulación.

BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE: Antropofagia en asesinos seriales

Una colaboración de Beatriz Aguilar Alejandrez

La antropofagia, que viene de origen griego (anthropos) que significa “ser humano” y (phagia) que significa el “acto de comer” representa el consumo de carne humana como alimentación, según la Real Academia Española que incluye las diversas especies depredadoras, pudiendo ser el que se alimenta, un ser humano o animal, la diferencia con la denominada practica del canibalismo, es el comerse a un ser de la misma especie.
En la raza humana esta práctica ha existido desde tiempos ancestrales, evidenciándose factores endógenos, como genéticos, anomalías del desarrollo o traumas, en el caso de los exógenos, serían los externos y ajenos al individuo pero que influyen en su formación, como la familia, aspectos culturales, socio-ambientales, económicos y toxicológicos, siendo estos últimos los que intervienen y moldean la personalidad de un individuo o grupo, haciendo que su actuación pueda ser violenta y normalizada.

El que una persona consuma carne humana se ha dado por hambre, ejemplo de ello han sido las guerras, naufragios o accidentes, como el caso del vuelo 571 de la fuerza aérea uruguaya, donde los pasajeros que lograron sobrevivir a la catástrofe se alimentaron de sus compañeros muertos, también existe los factores ritualistas que por motivos teológicos o de honra al difunto se alimentan de sus restos para que sigan viviendo en ellos.
En los años 50 se comenzó a investigar a una tribu de Papúa Nueva Guinea ya que muchos de sus pobladores se encontraban con una extraña enfermedad denominada Kuru que en su lengua nativa significa temblor, se descubrió que estos se había contagiado con un virus que provocaba encefalopatía espongiforme, la cual era trasmitida por la ingesta de cerebros de personas muertas.

En 2014 el Instituto Nacional de Antropología e Historia, publicó un boletín sobre el estudio de unos restos óseos que demuestran que los Mexicas realizaban sacrificios de personas que consideraban la encarnación de dioses y practicaban la antropofagia, el Arqueólogo Gabino López Arenas menciona que el propósito de estos actos era para “absorber la fuerza divina que albergaba el cuerpo”, comiendo su carne era una especie de comunión con la divinidad.
En las practicas ritualistas-religiosas o funerarias se describen a personas nacidas en un núcleo rígido y que a través de generaciones las han llevado a cabo y no lo ven como un acto reprobable o desviado.

También existe la antropofagia criminal que se ha evidenciado en algunos asesinos seriales, estos actos han dejado en claro algunos de los factores antes expuestos, aunque la gran mayoría se han caracterizado por el sadismo que utilizan para llevarlo a cabo, dejando evidencia de una connotación sexual y el éxtasis que les produce consumirla, esto de la mano con la sensación de poder y control sobre la víctima.
En México se han registrado algunos asesinos seriales, que en las investigaciones ha quedado en evidencia la práctica del canibalismo, todo esto basándose en las características propias de sus crímenes, la victimología, modus operandi y la firma del agresor

BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE: Retrato hablado una retrospectiva.

Retrato hablado: retrospectiva.

Por Beatriz Aguilar Alejandrez

Dentro de una investigación se aplican diferentes técnicas para el esclarecimiento de un delito, como es el caso del retrato hablado, el cual puede ofrecer la identidad del delincuente o para localizar a una persona que se encuentra desaparecida, el retrato hablado es definido como arte forense que permitirá ponerle rostro a las descripciones fisonómicos que testigos o victimas puedan aportar.

Esta modalidad surge como una necesidad para identificar, existen antecedente en Egipto del año 30 al 330 a.c. donde se utilizó un sistema de identificación parecido al retrato hablado, en esa época se utilizaban señas particulares relevantes, el 10 de junio del año 1996, se encontró el registro de un esclavo que había huido, en este caso se difundió su descripción, la cual era tan detallada que detallaba la ubicación de verrugas visibles en cara, cicatrices, huellas de acné, morfología ósea, tatuajes, tipo de ropa y accesorios que llevaba al momento de su desaparición.

El retrato hablado inicialmente se realizaba a mano y elaborado por un artista que se especializaba en recrear rostros, basándose en datos de personas que vieron al delincuente, proceso que sufrió un cambio en 1880 ya que el criminólogo francés Alphonse Bertilloncreo un sistema a base de fotografías de perfil y de frente para identificar delincuentes, estas imágenes las cortaban en partes para distinguir nariz, tipo de ojos, boca, entre otras características, de esta forma los policías podían reconocer al sospechoso si se encontraban con él en la calle.

En 1945 el detective Hugh MacDonald creo el identikit, este era un sistema compuesto de 400 tipos de ojos, narices, labios y otras características relevantes, lográndolo a través de 50,000 fotografías de rostros que corto en secciones. En 1945 se da la primera captura de un delincuente gracias al uso del retrato hablado, fue el caso de un hombre que robo una licorería y la victima describió a este con todo detalle, el dibujo fue difundido públicamente y días después fue capturado y este confeso el delito; otro caso de captura de persona, fue la de Tomothy McVeigh relacionado con la explosión del edificio Federal en Oklahoma en 1995, en el que murieron 168 personas, fue capturado y condenado a muerte tras la difusión de su retrato hablado.

Hoy en día las técnicas están muy avanzadas, habiendo softwares que permiten vaciar características específicas de la persona buscada y este emite una fotografía, existen compañías que ofrecen capacitación para el uso de esta herramienta, como en toda innovación, han surgido detractores para el uso de este sistema por departamentos policiales, ya que según estudios existe una tasa de error del 1% en población blanca y 35% en población negra.

En 2020 surgió el caso de Robert-Borchak Williams, afroamericano que fue arrestado erróneamente ya que fue identificado por un software de reconocimiento facial como un delincuente buscado por la policía, este hombre fue retenido 30 horas mientras era interrogado, al final fue puesto en libertad sin cargos.

Todas las técnicas utilizadas en una investigación deben ir acompañadas de otras que fortalezcan su resultado, permitiendo obtener así un dato fiable y científico, Esta herramienta es de mucha utilidad cuando se carece de otro medio de identificación.

Bitácora y Apuntes de un Forense: Necropapiloscopia

Por Beatriz Aguilar Alejandrez Facebook @socifobc.org Twitter @socifobc Instagram @socifobc

La Necropapiloscopia es la ciencia que proviene de la medicina forense centrada en el uso de herramientas y técnicas científicas idóneas que facilitaran la extracción de imágenes viables de un cadáver, su principal objetivo será reacondicionar los tejidos de manos y pies encontrados en restos cadavéricos, de esta manera el proceso dactiloscópico podrá obtener el diseño de las crestas papilares lo más nítidas posible, siendo así otra forma de intentar identificar a la persona.

El estudio del cadáver ofrecerá analizar los diferentes tipos que hay, como lo son, cadáver fresco, cadáver en estado de descomposición, cadáver quemado, cadáver momificado y cadáver ahogado o saponificado (este último es el cambio químico por hidrólisis que presenta la grasa corporal al convertirse en un compuesto céreo, similar al jabón) resultado de cadáveres sumergidos en agua.

Dependiendo del tipo de cadáver que se analizará y el grado de descomposición será el proceso de identificación que se utilizará, algunas circunstancias que podrían dificultar el reconocimiento serían factores de salud que habría tenido la persona, su complexión e intervalo post-mortem.

En cadáveres frescos, se procederá como se haría con una persona viva, en caso de rigidez se deberá aplicar calor sobre los músculos hasta que regrese la flexibilidad y así poder tomar la muestra; en cadáveres en estado de putrefacción, se requerirá solo una parte de piel que se encuentre bien conservada para poder analizarla; en el cadáver quemado, los cuerpos se descomponen mas rápido de lo usual, se cortara un fragmento de piel si esta se encuentra seca, se hidratara con solución de hidróxido de sodio o potasio, si la piel se encuentra dañada se deberá aplica liquido reconstructor para poder extraer una parte.

En cadáveres momificados, los restos estarán rígidos y carentes de elasticidad, en este caso para obtener una muestra se utilizará talco o yeso para rellenar y así permita la correcta visualización de los diseños, otro método es vaciado de látex líquido, una vez seco ofrecerá una imagen invertida; en cadaveres ahogados, cuando un cuerpo ha permanecido por un lapso largo bajo el agua, la piel sufre daños externos, en este caso será necesario aplicar alcohol o acetona y dejar secar para su análisis, en caso de no dar resultado, se deberá sumergir en agua caliente.

Según un estudio realizado en el 2020, en México se han registrado 38, 891 cuerpos que han pasado por Servicios Médicos Forenses (SEMEFO) sin que se haya logrado su identificación, por lo que se dieron a la tarea de crear un registro público nacional que contenga las características físicas de cada cuerpo,como lo sería sexo, rango de edad, rango de estatura, color de piel, cabello, ojos, ofreciendo también señas particulares como lo son los tatuajes, lunares y cicatrices las cuales facilitaran su identificación, esto incluirá estado de procedencia, si cuenta con certificado de defunción, perfil genético, necropsia, año de registro en SEMEFO y destino final donde fue depositado.

La identificación de un cuerpo es de suma importanciaen el ámbito forense y como personas sabemos que en algún lugar habrá alguien que los echan de menos, toda la información contenida en esta base de datos interactiva será de utilidad para dar tranquilidad a familiares y que puedan encontrar y enterrar dignamente a sus seres queridos.

Antropología Forense: Bitácora y Apuntes de un Forense

Beatriz Aguilar Alejandrez

Históricamente la antropología ha permitido estudiar al ser humano de una forma integral, siendo una disciplina que aplica técnicas y metodologías que permitirán establecer la identidad de personas vivas o muertas mediante características morfológicas propias del sujeto, de igual forma esta especialidad permite estimar edad biológica de un cadáver o restos humanos, mediante estudios radiográficos y el auxilio del método del carbono 14.

El especialista en esta rama será parte el equipo forense en una investigación y le serán remitidos los restos localizados para su análisis o bien los recolectara directamente desde el sitio de localización, según sea el caso, todo esto con la finalidad de ofrecer un dictamen que ayude con la investigación.

El Departamento de Identificación del Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México cuenta con un departamento especializado en esa área incluyendo estudios antropofísicos que abarca lo (somatológico:  que se enfoca en el análisis de la estructura corporal humana y de su desarrollo); también lo (osteológico: que estudia los huesos y piezas dentales).

Esta ciencia con los años ha logrado ampliar su campo de acción siendo un apoyo en el contexto médico –legal. En México la antropología forense tuvo su origen entre 1890 y 1910, con los trabajos de los médicos francisco Martínez Baca y Manuel Vergara, estos estudios permitieron analizar las particularidades del hombre criminal en relación con aspectos raciales, sexo, lugar de procedencia y el estatus social en el que había nacido y desarrollado, todo esto con el objetivo principal de prevenir hechos delictivos, más que el castigo que se aplicaría.

Cabe aclarar que muchas de estas técnicas antropológicas las utilizaron como objeto de valoración métrica de los individuos, estas observaciones morfológicas las consideraban como información paraestimar el grado de atavismo en los criminales, en otras palabras, que los datos recabados permitirían identificar si un individuo era propenso a delinquir, aunque hay ciertos factores que pueden influir, las características morfológicas no son una regla.

A partir de 1970 en México se consolido la antropología física forense por Luis Alberto Vargas Guadarrama (médico y antropólogo físico) y Mario Alva Rodríguez (médico legista) utilizando métodos radiológicos para la superposición craneal, estos avances fueron seguidos por el antropólogo Arturo Romano Pacheco quien fue el primero que llevo a cabo técnicas para una reconstrucción facial con apoyo de la superposición fotográfica, siendo este último reconocido por lograr la identificación de los restos óseos de la poetisa novohispana Sor. Juana Inés de la cruz.

El fenómeno migratorio en todo el mundo y el mestizaje ha contribuido a modificar el perfil biológico y morfológico de los seres humanos, ese conocimiento ayudara a identificar esa variabilidad facial de la actual población mexicana, las diversas instituciones judiciales han desarrollado sistemas computacionales de retrato hablado para su aplicación en la identificación forense. Los avances en esta disciplina han permitido determinar el tiempo de la muerte, edad en adultos, ancestría, traumas e identificación positiva.

Identificación humana: características fenotípicas y genotípicas

Por Beatriz Aguilar Alejandrez

La identificación humana es un proceso multidisciplinario que conforma a diferentes especialistas, entre ellos, antropólogos, dactiloscopista, odontólogos y médicos, que unen su trabajo para ofrecer la identidad del individuo, resumiendo este concepto, es el conjunto de características fenotípicas y genotípicas que presenta y hace único a cada individuo, la identificación plena en la ciencia forense ayudara a dar certeza, requisito propio en el ámbito judicial,

En la localización de restos óseos, la primera interrogante será si son humanos y si son actuales, cabe aclarar que todo hallazgo de osamenta será investigado como asesinato, mientras no se demuestre lo contrario. En un hecho violento la necropsia constituirá establecer causa y tiempo de muerte, para logra la identificación en cuerpos que no portan identificación o indumentaria que nos indique donde buscar se deberán utilizar los métodos necesarios disponibles en la ciencia forense.

Las características fenotípicas, son los rasgos o formas físicas observables en un individuo, como lo sería la altura, color de cabello o enfermedades. Es importante mencionar que los fenotipos pueden estar influenciados más por factores ambientales que por factores genéticos, aunque estos estén relacionados, los factores ambientales serían lo que come, si hace ejercicio, si es fumador, entre otros. Todas esas variantes afectan el fenotipo de una persona.

Las características genotípicas, serían el conjunto deinformación genética que almacena el ADN de un organismo en particular y que compone el genoma, cada ser vivo posee un genotipo especifico y cada una de sus células alberga la información genética,conteniendo los éxitos y fracasos evolutivos de una especie y todas las características que constituyen al individuo, su funcionamiento interno, su apariencia física y posibles enfermedades congénitas.

El genotipo permite la transmisión de la información genética, incluso cuando dicha información no se materialice en el fenotipo del individuo, pero podría manifestarse en un descendiente suyo, puesto que ha recibido la información genética por herencia, algo fundamental para las generaciones venideras que la perpetuaran, en ese sentido es el mayor tesoro biológico de cada especie de ser vivo.

Puede existir daño o alteración de esa información genética por fuentes diversas, como la radiación ionizante, ciertas enfermedades o algunas sustancias químicas, las cuales pondrán en riesgo la permanencia de esta información.

En el área forense estas características son de suma importancia, cuando se hace registro de un detenido, los datos que se almacenarán de este serán los fenotípicos o los detectables a simple vista como tatuajes, estatura, cicatrices, perforaciones o defectos físicos, complementando su expediente con huellas digitales, pruebas de laboratorio y en algunos lugares información de características genotípicas entre otros, esto permitirá su identificación ya que cada dato físico y genético se almacenara en una base de datos de acceso para las autoridades y permitirá se pueda relacionar si este en un futuro se ve involucrado nuevamente en un hecho delictivo o si su cuerpo es encontrado.

El estadounidense Kirk Bloodsworth paso casi nueve años en prisión, 2 de ellos en el corredor de la muerte, gracias a la verificación de su genotipo (ADN) se demostró que él no era el responsable de violar y matar a una niña de 9 años en 1984.

La herencia genética en combinación con el entorno da como resultado al fenotipo.