BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE: Antropofagia en asesinos seriales


Una colaboración de Beatriz Aguilar Alejandrez

La antropofagia, que viene de origen griego (anthropos) que significa “ser humano” y (phagia) que significa el “acto de comer” representa el consumo de carne humana como alimentación, según la Real Academia Española que incluye las diversas especies depredadoras, pudiendo ser el que se alimenta, un ser humano o animal, la diferencia con la denominada practica del canibalismo, es el comerse a un ser de la misma especie.
En la raza humana esta práctica ha existido desde tiempos ancestrales, evidenciándose factores endógenos, como genéticos, anomalías del desarrollo o traumas, en el caso de los exógenos, serían los externos y ajenos al individuo pero que influyen en su formación, como la familia, aspectos culturales, socio-ambientales, económicos y toxicológicos, siendo estos últimos los que intervienen y moldean la personalidad de un individuo o grupo, haciendo que su actuación pueda ser violenta y normalizada.

El que una persona consuma carne humana se ha dado por hambre, ejemplo de ello han sido las guerras, naufragios o accidentes, como el caso del vuelo 571 de la fuerza aérea uruguaya, donde los pasajeros que lograron sobrevivir a la catástrofe se alimentaron de sus compañeros muertos, también existe los factores ritualistas que por motivos teológicos o de honra al difunto se alimentan de sus restos para que sigan viviendo en ellos.
En los años 50 se comenzó a investigar a una tribu de Papúa Nueva Guinea ya que muchos de sus pobladores se encontraban con una extraña enfermedad denominada Kuru que en su lengua nativa significa temblor, se descubrió que estos se había contagiado con un virus que provocaba encefalopatía espongiforme, la cual era trasmitida por la ingesta de cerebros de personas muertas.

En 2014 el Instituto Nacional de Antropología e Historia, publicó un boletín sobre el estudio de unos restos óseos que demuestran que los Mexicas realizaban sacrificios de personas que consideraban la encarnación de dioses y practicaban la antropofagia, el Arqueólogo Gabino López Arenas menciona que el propósito de estos actos era para “absorber la fuerza divina que albergaba el cuerpo”, comiendo su carne era una especie de comunión con la divinidad.
En las practicas ritualistas-religiosas o funerarias se describen a personas nacidas en un núcleo rígido y que a través de generaciones las han llevado a cabo y no lo ven como un acto reprobable o desviado.

También existe la antropofagia criminal que se ha evidenciado en algunos asesinos seriales, estos actos han dejado en claro algunos de los factores antes expuestos, aunque la gran mayoría se han caracterizado por el sadismo que utilizan para llevarlo a cabo, dejando evidencia de una connotación sexual y el éxtasis que les produce consumirla, esto de la mano con la sensación de poder y control sobre la víctima.
En México se han registrado algunos asesinos seriales, que en las investigaciones ha quedado en evidencia la práctica del canibalismo, todo esto basándose en las características propias de sus crímenes, la victimología, modus operandi y la firma del agresor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s