Bitácora y Apuntes de un Forense: Acústica forense


Por Beatriz Aguilar Alejandrez
http://www.socifobc.org
@socifobc

Dentro de la criminalística existen diferentes métodos que son utilizados para el esclarecimiento de un delito, uno de ellos es la acústica forense, esta disciplina se desarrolla a partir de técnicas desarrolladas por la ingeniería en temas de acústica pericial.

El análisis de audios como evidencia y el reconocimiento de voz se volvió una necesidad imperiosa en los procesos investigativos.
En 1941 se realizó una investigación que involucraba habla y música, relacionada con sistemas de comunicaciones, siendo usado por Lawrence G. Kersta en los laboratorios Bell, utilizando un espectrógrafo que generaba un gráfico de la señal que emitía la voz, este ofrecía información frecuencial, temporal y energética, a la cual se le denomino espectrograma o sonograma.
Kersta se basó en la hipótesis de que la voz de cada individuo es tan única como la huella dactilar, llamándole “Huella acústica”.

En los 60’, Estados Unidos utilizo esta técnica dentro del ámbito policial y forense utilizando el método de Kersta con el espectrógrafo, nombrandolo “Voiceprint” siendo acuñado por este último.
El análisis de la voz en relación a su unicidad surge al relacionar el mecanismo fisiológico que emite esa señal acústica y el proceso de aprendizaje del habla de cada individuo, las cavidades vocales que contiene los resonadores y los articuladores que serían los labios, dientes, lengua, paladar blando y músculos mandibulares son partes del tracto vocal, estos son controlados dinámicamente por cada persona permitiéndole emitir sonidos consonánticos y vocálicos que determinan la individualidad, por tal motivo sería extremadamente remoto encontrar a dos personas con idéntico patrón.

Este tema ha sido controversial en diversos ámbitos, dando cabida a la evolución tecnológica, en cuestiones de autentificación de grabaciones La Sociedad Americana de Acústica cuenta con un grupo de trabajo Working Group on Forensic Audio, en 1991 publico estándares que pudieran servir de guía para una buena práctica técnico-científica relacionada con la elaboración de informes periciales sobre acústica forense.

Dentro de los objetivos perseguidos se encuentra la autentificación de grabaciones de audio.
Cuando en un juicio la autoridad solicita que un perito examine si una grabación puede ser calificada de auténtica, este contemplara los siguientes elementos, como: indicios de originalidad, precisión, integridad y ausencia de alteraciones inexplicables que pudiera sufrir la grabación pos motivos ambientales o accidentales que pudieran causar duda.

La autentificación digital necesita de la incorporación de sistemas de seguridad informáticos y otros programas con características análogas. En cuestión de limpieza de grabaciones forenses, no interesa resaltar, ni respetar la calidad acústica de la voz, en este caso la prioridad será mejorar su inteligibilidad, siendo el objetivo, el ruido de fondo.

La acústica forense es ya una disciplina de la criminalística que ha alcanzado un grado de madurez científica suficientemente importante como para considerarla imprescindible, la casuística pericial obliga a los laboratorios a tener amplios conocimientos de fonética, tecnologías del sonido, del habla, patologías el habla y procesado de señal.

En la criminalística se vislumbra un gran futuro en el que será necesario crear centros específicos de formación de criminólogos con estas especialidades.

¿Cómo hablar sobre las drogas y el alcohol con niños y jóvenes de todas las edades?

Jessica Lahey, autora de “The Addiction Inoculation”, explica por qué el cerebro adolescente es especialmente vulnerable al alcohol y las drogas, …

¿Cómo hablar sobre las drogas y el alcohol con niños y jóvenes de todas las edades?

La lluvia de meteoros de las Líridas alcanza su punto máximo el 22 de abril. Así es como puedes verla

¿No sabes hacia dónde ver en el cielo nocturno? No te preocupes: acá te dejamos toda la guía para este espectáculo. La publicación La lluvia de …

La lluvia de meteoros de las Líridas alcanza su punto máximo el 22 de abril. Así es como puedes verla

Detección de mentiras: Bitácora y Apuntes de un Forense

Por Beatriz Aguilar Alejandrez

La mentira parece ser parte integral del desarrollo de una persona a través de su vida, la gran mayoría miente una o dos veces al día por diversas circunstancias y no necesariamente para perjudicar, en muchas ocasiones es de forma inconsciente o para no hacer sentir mal a alguien, como se dice coloquialmente las llamadas “mentiras piadosas”.

En niños, hay una edad entre los 2 y 5 años dondedesarrollan una comprensión muy distinta a lo que es la verdad, creando una falsa creencia en otros, cuando son cuestionados y se sienten descubiertos, lo evidenciaran en su lenguaje corporal, como hablar rápido, evitara contacto visual, mover piernas y exagerar los movimientos de las manos.

En la búsqueda para descubrir cómo detectar un engaño se han realizados diversos estudios, especialistas se han dado a la tarea de observar el comportamiento humano y la forma en que hablan al ser cuestionados en una entrevista, estos procesos han arrojado información limitada logrando un 50% de éxito en los casos analizados.

A falta de evidencia para intentar desenmarañar las estrategias utilizadas por personas que mienten, se ha trabajado en el desarrollo de la orientación cognitiva, esta teoría menciona que mentir es cognitivamente más complejo que decir la verdad y que un aumento artificial de la carga cognitiva durante una entrevista provocara que la persona comience a mostrar señales que lo delataran, en otras palabras, decir mentiras requiere mayor esfuerzo mental que decir la verdad, por lo que hay más posibilidades de cometer errores si la persona recibe abundantes cuestionamientos que lo hagan caer en contradicciones. 

Expertos como Zuckerman y Rosenthal, propusieron que cuando una persona miente puede experimentar uno o varios de estos procesos, como son: La activación psicofisiológica, que supone mucha exigencia emocional desembocando en cefaleas, problemas intestinales, entre otros; Sentimiento de culpa, por mentir o ser descubierto; Dificultad cognitiva, que son los que extrañan inventar una mentira; El desafío de controlar la conducta, esto para inhibir posibles señales delatoras del engaño, en cada uno de estos procesos la excitación puede provocar ciertas señales conductuales como movimientos corporales o la voz se vuelva más aguda.

En la detección de mentiras, debe estar involucrado un experto preparado en esa técnica para poder identificar estas expresiones no verbales, ya que habrá una serie de emociones básicas universales que estas se filtraran mediante movimientos faciales de un modo peculiar, siendo el mismo en todas las personas normales de cualquier cultura, en estos estudios el índice de aciertos emitido por estos profesionales haoscilado entre el 50% y 54%.

El resultado de diversos análisis evidenció que no será suficiente la observación de la conducta o gestos, para detectar si una persona miente, ya que si un inocente se encuentra bajo escrutinio también experimentara reacciones emocionales con intensidad similar puesto que las consecuencias son las mismas.

Dentro del sistema penal la detección de mentiras ha sido objeto de interés, ya que generalmente los delincuentes recurren al engaño para escapar del castigo

Psicópatas: Bitácora y Apuntes de un Forense

Beatriz Aguilar Alejandrez

En el periodo medieval la psicopatía o cualquier conducta diagnosticada como anormal era considerada de origen demoniaco, al día de hoy y después de más de 200 años de investigaciones, estas han permitido avances importantes, ofreciendo una luz desde el punto de vista clínico-forense y criminológico, dejando atrás una historia amarga y controvertida sobre dicho trastorno.

En 1835 el médico-psiquiatra James Cowles Picharden su obra “Un tratado sobre la insania y otros trastornos de la mente” menciono que esos comportamientos significaban un defecto del carácter que había que reprender y merecían una condena social, ampliando que todos los pacientes tenían una deficiencia en la capacidad para guiar sus actos con sentimientos normales y espontáneos como lo sería la rectitud, bondad y responsabilidad.

Hablando de la personalidad psicopática se puede decir que no hay dos psicópatas iguales ya que las tipologías que los identifican son diversas, estas son atribuibles a sus rasgos de personalidad descritos en cada caso estudiado, demostrando la complejidad y controversia de su problema. En 1923 el psiquiatra Kurt Schneider puso de manifiesto que existían hasta 10 subtipos de personalidades psicopáticas como lo serían los hipertímicos, deprimidos, miedosos, fanáticos, vanidosos, lábiles, explosivos, fríos, abúlicos y asténicos, los cuales casualmente se parecen a los diez trastornos de la personalidad descritos en el DSM-IV-TR en la actualidad.

En los años 70’ se realizaron intensas investigaciones empíricas entre la población penitenciaria donde se estudiaron tanto a psicópatas criminales como a psicópatas integrados, habiéndose obtenido que la diferencia principal entre ambos tipos de psicópatas era simplemente la comisión del delito, cabe aclarar que la personalidad básica de este trastorno era la misma en ambos, habiendo una observación interesante en su carácter antisocial ya que esta característica no necesariamente se observa en los psicópata integrados.

Las personas con este trastorno tienen momentos en los que se tornan fuera de sí, pero dentro de ese contexto son capaces de entender desde el punto de vista intelectual y comprendían que podían escoger las diferentes opciones de como dirigirse en la vida, perole otorgaban un mayor poder a los “efectos” que les impulsaban a llevar a cabo acciones socialmente reprobables. El psicópata es capaz de imitar la moral y otros sentimientos sutiles del ser humano y las normas de interacción social, pero les faltan las emociones relacionadas a dichas reglas.

Muchos psicópatas pasan la vida entrando y saliendo de las cárceles y correccionales, de igual forma no tienen permanencia laboral, en los hospitales psiquiátricos no suelen pasar mucho tiempo ya que son problemáticos e irrumpen en la rutina institucional, sin embargo, muchos otros psicópatas nunca ingresan en la cárcel ni en centros psiquiátricos ya que tiene una funcionalidad razonable, siendo profesionistas como abogados, médicos, psiquiatras, oficiales de policía, líderes religiosos, militares, artistas y muchos profesiones más, sin que contravengan la ley o sin que los atrapen, su inteligencia, su familia, sus habilidades sociales y sus circunstancias les permitirán construir una fachada de normalidad y obtener lo que desean con una relativa impunidad.

La psicopatía no es sinónimo de criminalidad, en otras palabras, ni todos los psicópatas son delincuentes, ni todos los delincuentes son psicópatas.

Una nueva sociedad a traves del conocimiento

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: