La familia del forense: Memorias de un Criminalista

Por Aghata S

Un día, llegaron a casa más temprano que yo mi hija y mi nieta… Casa que como buena mexicana aparte de plantas tiene sus perros, gatos y pájaros….
Uno de mis gatos, derribó una jaula y se come a uno de mis pájaros, dejando el rastro de plumas esparcidas por la sala…….
Al abrir la puerta lo primero que observan mis hijas son plumas de una ave esparcida sobre el suelo.
La reacción de mi nieta fue cerrarle el paso a su mama y decirle ”No muevas nada, No limpies….háblale a mi abuela”…..
Pronto mi hija sonrió y me compartió las fotografías del hecho donde uno de los gatos- aún sin identificar cuál lo cometió- había dejado indicios de que algo había sucedido en el seno del hogar.


Entre risas mi hija me comparte el momento vía whatsapp, fotos del lugar de los hechos, mi nieta aparece en algunas de ellas señalando cada indicio como si estuviera exponiendo una cátedra de la preservación y búsqueda de indicios en el lugar de hechos, hoy lugar de la intervención.

Hace un par de días acudimos algunas escuelas para socializar lo que hace un criminalista y la importancia de su trabajo como el de muchos más.
Al concluir la presentación los niños en escuela con su singular inocencia comparten lo aprendido y lo replican en casa y con sus compañeros. 
Continuamos asistiendo a las escuelas y llevamos equipo, platicamos de cómo se obtienen huellas y les hablamos de la importancia de la denuncia,  hablamos del que hacer, como ayudar.

En preescolar vestimos a los niños con batas de papel y se les colocó una placa (claro de foam) como parte de su identidad y salieron del turno contando toda la hazaña vivida. 

El criminalista no es un levanta indicios como últimamente se nos ha catalogado por estar certificado para ello, pensamos, observamos, analizamos y plantemos hipótesis que pueden ayudar en la formulación del caso.
El verdadero criminalista va más allá de lo que se observa, es capaz de que su resultado pueda darle sentido a cualquier investigación.

EN MEXICO SE ASESINA UN POLICÍA POR DÍA.

 DISECCIÓN URBANA 
LOS POLICÍAS SIGUEN SIENDO LOS SERVIDORES PÚBLICOS CON MENOS PRESTACIONES, PROTECCION Y SEGURIDAD LABORAL
El pasado mes de Diciembre de 2019 medios de comunicación publicaban en su cobertura informativa que en Mexico los policías se encuentran entre los principales blancos de las bandas criminales.
De acuerdo a la publicación en un medio nacional se describía que  hasta el mes de Diciembre de 2019 en Mexico se habían asesinado cuatrocientos quince elementos de diversas corporaciones en veintiocho entidades del país.
 Esta cifra resulta alarmante por dos razones, la primera, la cantidad de muertes  representa 1.2 homicidios dolosos de estas características al finalizar el día, es decir, asesinan a un policía por día en México.
La segunda razón que parece también muy válida, es la falta de voluntad por los legisladores para buscar alternativas que permitan frenar los ataques a dichos servidores públicos a través de reformas donde se pueda sancionar o incrementar la pena contra quienes atenten acabar con la vida de policías en funciones o en cumplimiento del deber y con ello reducir los índices de impunidad que prevalecen en estos actos criminales.
Lo cierto es que día con día las muertes de policías, agresiones y atentados impactan a la sociedad de forma temporal porque la capacidad de asombro de la sociedad está tendiendo a desaparecer ante tanto hecho violento en nuestro país que representa un claro ejemplo de impunidad y un gran reto para la autoridad de erradicarla.

UNAM asegura que los tatuajes son únicos e identitarios

Los tatuajes son elementos de adscripción grupal, pero también identitarios, porque son únicos. Ninguno, aunque sea de catálogo, nunca es igual, porque se adapta a las proporciones de cada cuerpo.

Un solo tatuaje –aunque sea repetido, en cada persona tiene su propia proporción– es difícil que…
— Leer en m.imagenradio.com.mx/unam-asegura-que-los-tatuajes-son-unicos-e-identitarios

Una adolescente usa Snapchat para escapar de los secuestradores después de una agresión sexual, dice la policía

Una adolescente usa Snapchat para escapar de los secuestradores después de una agresión sexual, dice la policía

Una adolescente usa Snapchat para escapar de los secuestradores después de una agresión sexual, dice la policía
— Leer en cnnespanol.cnn.com/2020/01/17/una-adolescente-usa-snapchat-para-escapar-de-los-secuestradores-despues-de-una-agresion-sexual-dice-la-policia/

Alta expectativa del trabajo pericial.

Por Agatha
En un México desafortunado, la mayor parte de la gente ofendida ya no denuncia ante la autoridad, se ha perdido esa cultura, solamente de dos a tres personas de cada diez lo hacen y el resto no, las razones son muchas pero destacan según la ENVIPE 2019 la incomodidad que representa trasladarse hasta la agencia del Ministerio Público, el miedo a la amenaza o también el miedo a la extorsión por parte de los funcionarios y la desconfianza en las instituciones.
Resulta elemental que quienes tienen el primer contacto con la víctima sean personas sensibles y muestren empatía, comprensión pero sobre todo voluntad para resolver el problema del ciudadano.
Cuando finalmente se logra llegar a la barandilla y una vez formulada la denuncia, los ofendidos quedan a la espera de la clasificación del delito en base al monto de lo robado y se envía a la UTMC (Unidad Tramitadora Masiva de Casos) donde es posible no tenga resultados favorables o se canaliza a la agencia especializada en delitos de robos para que inicie su carpeta de investigación dentro de miles que se registran cada mes.
Sin embargo, en todo este contexto, cuál es la participación de los peritos?
Resulta interesante conocer a qué se enfrentan las y los que realizan el trabajo científico de la investigación cuando acuden a campo o, atienden la intervención relacionada con un robo.
Las respuestas más comunes son:
1.-Las personas ya movieron los objetos y su posición final fue modificada, recogieron, repararon el lugar, esto lógicamente se da porque la solicitud llega a los servicios periciales cinco días después de haber interpuesto la denuncia.
2.- En la mayoría de los casos los ofendidos comentan que la misma Policía Municipal como primer respondiente les dijo que no era necesario acudir a denunciar, que ellos tienen la capacidad para generar la pre denuncia pero esto no sucede y los ofendidos son engañados y se desilusionan con el trabajo policial.
3.- “Periciales nunca encuentra nada!!! ” eso les comenta la Policía Municipal al ofendido y lógicamente a los ofendidos lo que más les interesa es salvaguardar lo poco que les dejaron, por ello reparan lo dañado y limpian el desorden que les dejaron.

En este sentido cualquiera que sea la opción de las tres anteriores es un mal mensaje que brindan las instituciones encargadas de la seguridad y justicia para los ofendidos, a pesar de lo anterior les reafirman que su caso no prosperará debido a que la investigación no inicia con un procesamiento adecuado de la escena ni tampoco existe una cultura de promover la intervención pericial.

De la misma manera son los mismos funcionarios quienes desalientan a las víctimas de delitos de presentar la denuncia y en consecuencia aquella idealización de procuración y administración de justicia se desvanece para el ofendido.

Los resultados de las encuestas de INEGI repiten una y otra vez resultados similares, las personas no denuncian y el porcentaje de la cifra negra está por encima del 98%.

Valdría la pena que en las opciones de respuesta de la ENVIPE agregará la credibilidad en el trabajo pericial o la desconfianza también en ellos.

Una nueva sociedad a traves del conocimiento

A %d blogueros les gusta esto: