Archivo de la categoría: Criminalistica

La familia del forense: Memorias de un Criminalista

Por Aghata S

Un día, llegaron a casa más temprano que yo mi hija y mi nieta… Casa que como buena mexicana aparte de plantas tiene sus perros, gatos y pájaros….
Uno de mis gatos, derribó una jaula y se come a uno de mis pájaros, dejando el rastro de plumas esparcidas por la sala…….
Al abrir la puerta lo primero que observan mis hijas son plumas de una ave esparcida sobre el suelo.
La reacción de mi nieta fue cerrarle el paso a su mama y decirle ”No muevas nada, No limpies….háblale a mi abuela”…..
Pronto mi hija sonrió y me compartió las fotografías del hecho donde uno de los gatos- aún sin identificar cuál lo cometió- había dejado indicios de que algo había sucedido en el seno del hogar.


Entre risas mi hija me comparte el momento vía whatsapp, fotos del lugar de los hechos, mi nieta aparece en algunas de ellas señalando cada indicio como si estuviera exponiendo una cátedra de la preservación y búsqueda de indicios en el lugar de hechos, hoy lugar de la intervención.

Hace un par de días acudimos algunas escuelas para socializar lo que hace un criminalista y la importancia de su trabajo como el de muchos más.
Al concluir la presentación los niños en escuela con su singular inocencia comparten lo aprendido y lo replican en casa y con sus compañeros. 
Continuamos asistiendo a las escuelas y llevamos equipo, platicamos de cómo se obtienen huellas y les hablamos de la importancia de la denuncia,  hablamos del que hacer, como ayudar.

En preescolar vestimos a los niños con batas de papel y se les colocó una placa (claro de foam) como parte de su identidad y salieron del turno contando toda la hazaña vivida. 

El criminalista no es un levanta indicios como últimamente se nos ha catalogado por estar certificado para ello, pensamos, observamos, analizamos y plantemos hipótesis que pueden ayudar en la formulación del caso.
El verdadero criminalista va más allá de lo que se observa, es capaz de que su resultado pueda darle sentido a cualquier investigación.

Alta expectativa del trabajo pericial.

Por Agatha
En un México desafortunado, la mayor parte de la gente ofendida ya no denuncia ante la autoridad, se ha perdido esa cultura, solamente de dos a tres personas de cada diez lo hacen y el resto no, las razones son muchas pero destacan según la ENVIPE 2019 la incomodidad que representa trasladarse hasta la agencia del Ministerio Público, el miedo a la amenaza o también el miedo a la extorsión por parte de los funcionarios y la desconfianza en las instituciones.
Resulta elemental que quienes tienen el primer contacto con la víctima sean personas sensibles y muestren empatía, comprensión pero sobre todo voluntad para resolver el problema del ciudadano.
Cuando finalmente se logra llegar a la barandilla y una vez formulada la denuncia, los ofendidos quedan a la espera de la clasificación del delito en base al monto de lo robado y se envía a la UTMC (Unidad Tramitadora Masiva de Casos) donde es posible no tenga resultados favorables o se canaliza a la agencia especializada en delitos de robos para que inicie su carpeta de investigación dentro de miles que se registran cada mes.
Sin embargo, en todo este contexto, cuál es la participación de los peritos?
Resulta interesante conocer a qué se enfrentan las y los que realizan el trabajo científico de la investigación cuando acuden a campo o, atienden la intervención relacionada con un robo.
Las respuestas más comunes son:
1.-Las personas ya movieron los objetos y su posición final fue modificada, recogieron, repararon el lugar, esto lógicamente se da porque la solicitud llega a los servicios periciales cinco días después de haber interpuesto la denuncia.
2.- En la mayoría de los casos los ofendidos comentan que la misma Policía Municipal como primer respondiente les dijo que no era necesario acudir a denunciar, que ellos tienen la capacidad para generar la pre denuncia pero esto no sucede y los ofendidos son engañados y se desilusionan con el trabajo policial.
3.- “Periciales nunca encuentra nada!!! ” eso les comenta la Policía Municipal al ofendido y lógicamente a los ofendidos lo que más les interesa es salvaguardar lo poco que les dejaron, por ello reparan lo dañado y limpian el desorden que les dejaron.

En este sentido cualquiera que sea la opción de las tres anteriores es un mal mensaje que brindan las instituciones encargadas de la seguridad y justicia para los ofendidos, a pesar de lo anterior les reafirman que su caso no prosperará debido a que la investigación no inicia con un procesamiento adecuado de la escena ni tampoco existe una cultura de promover la intervención pericial.

De la misma manera son los mismos funcionarios quienes desalientan a las víctimas de delitos de presentar la denuncia y en consecuencia aquella idealización de procuración y administración de justicia se desvanece para el ofendido.

Los resultados de las encuestas de INEGI repiten una y otra vez resultados similares, las personas no denuncian y el porcentaje de la cifra negra está por encima del 98%.

Valdría la pena que en las opciones de respuesta de la ENVIPE agregará la credibilidad en el trabajo pericial o la desconfianza también en ellos.

Memorias de un Criminalista: El valor del perito en la actualidad.

person black holding lumix dslr camera
Photo by Alex Fu on Pexels.com

Hace algunos días conversando con una experimentada criminalista con quien tuvimos la oportunidad de trabajar juntos y compartir los logros en el resultado de algunas investigaciones forenses, nos externaba su preocupación por la ausencia de un adecuado valor al trabajo del criminalista.

Sobre una mesa de cristal y un par de tazas de café conversábamos y platicaba  que días atrás, habían arribado a la unidad de investigación sin detenido- en una de las agencias del Ministerio Publico-,  un grupo de estudiantes de la carrera de criminología.

La intención de los universitarios era realizar una entrevista con algún perito -según comentaron-  como parte de una tarea.

grayscale photography of human skull
Photo by ahmed adly on Pexels.com

El grupo era muy grande y numeroso, las instalaciones sumamente pequeñas y reducidas por lo que se les pidió ingresaran solo dos representantes del grupo y, en pocos minutos de dialogo entre ellos, escogieron a dos de sus compañeras que los representarían.

Una vez en las instalaciones, las dos jóvenes universitarias registradas de acuerdo a  los protocolos de seguridad, se sentaron cómodamente frente al escritorio para iniciar con la entrevista con la perito en presencia del auxiliar administrativo.

“Las chicas traían entre sus manos una hoja con algunos cuestionamientos por lo que pude apreciar”, externo la criminalista.

Previo a las preguntas que formularían las universitarias, la experta les preguntó ¿ustedes estudian la carrera de criminología cierto? Ambas asintieron.

“Déjenme hacerles una pregunta para generar un ambiente de confianza previa a la entrevista, les parece? Respondieron afirmativamente con una sonrisa.

“Me podrían decir cuál es la diferencia entre un criminalista y un criminólogo? y respondió la universitaria “Si!…el criminalista es el que levanta la evidencia y pone los conitos”.

skull
Photo by Mitja Juraja on Pexels.com

Como balde con hielo cayó en la cabeza de la especialista con más de quince años de trayectoria aquella respuesta de la estudiante de criminología.

La criminalista con quien conversaba y quien dejo de beber por un momento aquella taza de café -por cierto muy cargado como le gusta tomarlo- dijo:  “Que razón tienes en expresar la urgencia de fortalecer el quehacer profesional de un criminalista. He meditado mucho desde aquella experiencia con las jóvenes universitarias”.

“Que nos hace falta a los criminalistas para ser reconocidos en nuestro trabajo? ¿Por qué somos ignorados?  ¿Por qué nuestro trabajo no es valorado? ¿Realmente las personas sabrán lo delicado, importante, fundamental que es nuestro trabajo en una investigación? En un juicio?” exclamo con gran preocupación.

“Hace falta mucha gente con ese pensamiento positivo. Debemos de hacer valer el trabajo del perito en criminalística o cualquier otra especialidad”.

“Desafortunadamente, en mucho influyen la proliferación de escuelas que ofrecen la carrera de criminalística, sin ninguna supervisión o certificación de sus planes de estudio y en el peor de los casos sin validez oficial” expreso aquella especialista que enfrento muchas adversidades a lo largo de su trayectoria laboral y profesional.

abstract anatomy art blur
Photo by Pixabay on Pexels.com

“La ignorancia de muchos y muchas así como la arrogancia o soberbia de otros, también ha  contribuido en un alto porcentaje en demeritar el valor del perito “empírico”, el de la vieja escuela, el que se hizo perito, experto o especialista en base a pocos recursos, tropiezos, caídas, dolores de cabeza, lagrimas e infinidad de desveladas”.

“Aquellos personajes y maestros que nos exigían e inculcaban disciplina, profesionalismo y ética, hoy  para muchos son considerados obsoletos” puntualizó.

Al escucharla y ver su rostro de gran preocupación, frustración y, un tanto molesta, le dije:

“Un criminalista aplica métodos y técnicas de investigación, sus principios fundamentales versan en la ciencia y no en la especulación del trabajo o las apreciaciones subjetivas u opiniones simples o tontas de cualquier inexperto o improvisado profesor, alumno o funcionario “.

Acaso los más ilustres y distinguidos criminalistas que surgieron a partir de 1847 se han convertido en nada?  Sus obras no trascendieron?

grey skulls piled on ground
Photo by Renato Danyi on Pexels.com

Lo cierto es que, la criminalística ha tenido una evolución muy significativa y los vertiginosos cambios al sistema de justicia penal obligan a quienes se dedican al campo forense,  estudien, se preparen, se actualicen, certifiquen pero sobre todo, acrediten su pericia, su labor y su preparación. Nuestra responsabilidad es salir a demostrar cuan valioso es el trabajo y preparación de un criminalista, su entrega, dedicación y pasión.

No importa si hoy lo clasifican como empírico, científico o académico, de campo o de gabinete, lo importante es crear una sinergia  y mientras esto no suceda, los criminalistas y criminologos estarán condenados a vivir en la obscuridad sin trascender mas allá de aquel dictamen que firman y llenándose de falsos espejismos.

En Baja California inicio la investigación forense a partir de 1972

img_9980-1Por Alfredo Perez

En Baja California a partir de la década de los años setentas, se contaba con un laboratorio de Fotografía Forense, Química, Balística, Criminalística de Campo, Dactiloscopia y Medicina Legal.

Fue a partir de 1971 cuando la investigación que realizaba la Policía Judicial del Estado debió fortalecerse por la aplicación del método científico en el curso de la investigación judicial que se realizaba y en el examen de los indicios que provenían de la comisión de los hechos delictivos que para ese entonces se suscitaban.

La Criminalistica debió evolucionar al igual que la sociedad y ya para la década de los años ochentas, el comportamiento delictivo fue cambiando y las maneras de cometerse los crímenes también lo hicieron.

imageAnte la diversificación de estas conductas criminales, el Laboratorio de Criminalística e Identificación de la Jefatura de la Policía Judicial del Estado comenzó a formarse con un archivo dactiloscópico que albergaría cerca de diez mil huellas dactilares y  su principal misión consistía en identificar a todos los detenidos contra los cuales se dictara auto de formal prisión. 

También se inicio con un Laboratorio Químico que se había ocupado, más bien, de la identificación de estupefacientes y psicotrópicos, y adicionalmente indicios de otra naturaleza.

img_9740

Al mismo tiempo el laboratorio de fotografía forense almacenaban las imágenes de escenas de crímenes en blanco y negro, las cuales de manera previa eran reveladas mediante químicos colocados en el cuarto obscuro de dicho laboratorio.

El reto mas significativo ante esta necesaria evolución de las técnicas de investigación fue la resistencia, las costumbres y vicios que la propia policía tenia al momento de investigar, se tenían que cambiar aquellas formas poco profesionales de interrogar para abrir margen a la incursión de la ciencia.

 

Alfredo Perez es Fundador de la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California. Inicio como perito en criminalistica, fotografía y planimetria forense. Su trayectoria comprende mas de 32 años de experiencia en las áreas forenses y de análisis de información. También fue Coordinador de actividades criminalisticas y sistemas de identificación humana. Es catedrático universitario y fue director de los Servicios Periciales en la PGJEBC y otros cargos públicos relacionados con la seguridad, profesionalizacion y análisis forense.
Facebook Alfredo Perez MX
Twitter @alfredoperezmx

LOGRA CERTIFICACIÓN INTERNACIONAL EN SUS LABORATORIOS LA PGJEBC

h1Como parte del fortalecimiento del área de Servicios Periciales en apoyo de la Investigación científica, la Embajada de Estados Unidos, entregó éste día, constancias que acredita a Peritos internacionalmente bajo la Norma ISO/ IEC 17020 para la “Investigación y procesamiento de la escena del crimen” así como  para los laboratorios Balística y Lofoscopía y documentos cuestionados. El evento fue encabezado por el Procurador General de Justicia del Estado, Cristian Colosio Lule; el representante del Secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, Juan Isaías Bertín Sandoval y el Director de ICITAP-México Kyle Grimes.

Durante la ceremonia, el Procurador Cristian Colosio, comentó que el contar con laboratorios acreditados bajo los estándares internacionales, da certeza, claridad y confianza, de que los procesos que se llevan a cabo y el resultado de los mismos, son con estricto apego a la realidad para la correcta procuración de justicia.

69917241_2699686030062395_5356955993534103552_oPor ello, agradeció a (ICITAP) México el apoyo a la dependencia con la capacitación de Peritos, agentes del Ministerio Público y de la Policía Ministerial, que han sido beneficiados al enriquecerse de las experiencias de expertos de los principales operadores del Sistema acusatorio en el mundo, misma que se lleva a cabo en Mexicali.

Resaltó que, a través de la donación de equipos e instrumentos forenses, los laboratorios de la Procuraduría de Baja California, cuentan con equipo especializado, insumos suficientes para el desempeño de los peritos de las diferentes áreas que integran la Dirección de Servicios periciales, lo que permite que se cumplan con los estándares aceptados por la comunidad forense en el mundo.

En su participación, Kyle Grime, Director de ICITAP Mexico resaltó el esfuerzo realizado por la procuraduría, para poder concluir satisfactoriamente la acreditación de los laboratorios Forenses de Criminalística de Campo, Tránsito terrestre, Topografía y ampliando el alcance en las disciplinas de Lofoscopía, Balística y Documentos Cuestionados, llevado bajo los estándares internacionales de la norma ISO/IEC 17020.

70141175_2699685946729070_7673506055569014784_oAgregó que la PGJE, ha venido trabajando con mayor énfasis en el fortaleciento con equipamiento, tecnología y capacitación hacia su personal, por ello exhortó a Peritos, Fiscales y Policías Ministeriales a continuar con la capacitación y seguir actualizándose para tener un mejor desempeño en la procuración de justicia

Memorias de un Criminalista. Segmento IV: “Tras la pista 1987” Evolución del Retrato Hablado

IMG-7379

Por Alfredo Pérez MX
Fundador de Sociedad de Ciencias Forenses de Baja California.

Se cumplirán más de tres décadas cuando los detectives de Estados Unidos se reunían con policías de Baja California en un café localizado sobre bulevar Agua Caliente en el entronque con la avenida Rio Yaqui de la ciudad de Tijuana.

Ahí en dicho sitio, que como característica particular aun cuenta con un personaje frente a su fachada que daba al Toreo de Tijuana, se reservaba una mesa al fondo donde  meseras y meseros conocían del trabajo de los detectives.

Esa pequeña área quedaba aislada mientras detectives de ambos países tomaban café y compartían información, datos, fotografías y en ocasiones retratos hablados o pistas para la investigacion criminal.

Posterior al intercambio de información e impresiones de los detectives, se diseñaban las actividades que emprenderían de manera conjunta durante algún operativo policiaco.

En una de las muchas ocasiones que detectives de Estados Unidos y policías de Baja California se reunían, se presentó un incidente que pocas personas llegaron a conocer, fuimos testigos de su lenguaje facial, un gesto de preocupación muy marcado entre todos los presentes.

Algo no “cuadraba” en el rompecabezas que en ese momento trabajaban.

El retrato hablado que la autoridad mexicana había presentado en la mesa del café no correspondía a las características faciales que tenían de los diversos testigos que habian declarado y entrevistado ambas autoridades y que provenia de lo que ahora llaman inteligencia.

La sugerencia de inmediato fue de nueva cuenta entrevistar testigos y de toda la información que pudiera reunirse, enfatizando en los datos para la posible identificación del criminal.

Las versiones de los testigos del hecho que se investigaba diferían mucho de la representación de las mediciones de la cabeza y forma de cara plasmada en el retrato hablado. Se buscaba una persona con rasgos mestizos. Aquel retrato hablado o dibujo elaborado a lápiz del rostro de un individuo descrito por personas a las que se entrevistó no coincidía.

IMG-7386

Fue cuando Omar Orta (qepd) elaboro un segundo retarto que tenía mayor semejanza.

El mismo retrato hablado o dibujo artístico elaborado por quien sería el Jefe de Laboratorio de Criminalística e Identificación de la Policía en Baja California se basaba en datos básicos de la persona, rasgos personales como color de ojos, cabello, nariz y forma de cara, cabeza, cuello y orejas, así como señas particulares entre ellas cicatrices, manchas y lunares, que describieron en las entrevistas preliminares las y los testigos del hecho criminal que se investigaba.

En teoría Bertillon –científico forense que impulso la antropometría y fotografía forense hace más de un siglo- clasificó las formas del rostro, por lo que el retratista logro dibujar a lápiz el rostro del delincuente descrito por las víctimas y testigo presenciales.

En la década de los setentas, en las policías de México y Estados Unidos el retrato hablado era de uso común como en casi todo el mundo, sin embargo, los artistas presentaban dificultades cuando seguían un mismo patrón de dibujo o se acostumbraban a la elaboración del retrato hablado.

En los años ochenta motivados los policías de ambos países y después de lo sucedido en aquella mesa de café, los enlaces del FBI (Federal Bureau of Investigation) de Estados Unidos proporcionaron a las autoridades locales un sistema que había sido desarrollado con el propósito de estandarizar la valoración de los rasgos faciales. El sistema incluía un catálogo completo de ojos, cejas, nariz, mentones y otros datos adicionales, como sombreros, lentes, gorros y aretes en acetatos o laminillas.

Este compendio entregado mediante dos estuches portátiles contenía en su interior más de un centenar de impresiones en acetatos que al sobreponerse entre sí, generaban automáticamente el retrato. Durante los próximos diez años la técnica se fue perfeccionando y ahora el acetato se convirtió en fotografía impresa en laminillas rectangulares de las cuales se utilizarían cada uno por separado para organizar el retrato hablado.

IMG-7387

La generaciones actuales quizás solo conocen que a partir de los años noventa, la computación perfecciono la técnica y actualmente el retrato hablado tiene un alto grado de exactitud y bajo margen de error, gracias al desarrollo de sistemas.

Sin embargo para los años ochenta crear un rostro mediante el empleo de un kit de imágenes parciales previamente preparadas, cuya combinación permite la reconstrucción facial era por demás fascinante.

A partir de la donación que realizo el detective Ron Collins de EU, los investigadores estatales pudieron aprovechar el conjunto de fotografías con rasgos fisonómicos parciales para poder construir los nuevos retratos hablados y seguir la pista de cualquier criminal.

Hoy en dia el retrato hablado es también reconocido como arte forense y se aplican técnicas de artes visuales en combinación con una minuciosa entrevista y amplia sensibilidad para captar los datos más significativos que proporcione el testigo o victima cuando se trata de apoyar el proceso de la investigación criminal. También es una técnica asociada con la Criminalística y actualmente participan profesionales de distintas disciplinas científicas entre los y las que destacan artistas plásticos, pintores, escultores, diseñadores gráficos, arquitectos y psicólogos, que con mucha cautela realizan las composicion graficas en sistemas informaticos.

Preservar el Lugar de los Hechos clave del exito en la investigación criminal. #Bitácora Forense.

38071807_2046230335407971_1749035005054550016_nPreservar el lugar de los hechos consiste en proteger, aislar y conservar el lugar donde se cometió un delito tal y como se encontró, con el propósito de cuidar las evidencias y evitar que se contaminen o sean afectadas.

Una de las primeras tareas para la policía como primer respondiente es la preservación del lugar de los hechos al tiempo que se analiza si aún existe peligro latente para la víctima, para otras personas o para el propio policía.

El policía como elemento o la policía en su conjunto deben analizar y buscar las condiciones favorables para su intervención, manteniéndose siempre alerta y evitar tocar, oler o probar objetos que pudieran representar un riesgo a la salud.

En la primera intervención la capacidad de observación que tengan los primeros respondientes será crucial pero aun mas, las acciones iniciales que se tomen.

Reconocen estrategia de mejoramiento que promueve la Licenciatura de Criminalistica de la Universidad Xochicalco campus Tijuana. SOCIFOBC

WhatsApp Image 2019-03-18 at 19.23.22

TIJUANA B.C .-En días pasados durante la celebración de ‘Expo Perfiles Vocacionales 2019’, el Consejo Directivo de la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California A.C. reconoció la disposición y apertura que la Escuela de Criminalística de la Universidad Xochicalco Campus Tijuana viene impulsando a través de su directora la Lic. María Antonieta Sauceda Carrillo.

Durante la visita realizada al campus Tijuana en el último día de la celebración de la expo, integrantes del Consejo Directivo pudieron constatar la instalación de módulos que promueven las diversas carreras, en particular, estudiantes de la Licenciatura en Criminalistica quienes manifestaron no solo su interés por promover la carrera sino que destacaron la importancia y trascendencia que tiene esta, como coadyuvante de la investigación criminal.

WhatsApp Image 2019-03-13 at 22.01.24

¨Reconocer el interés de los estudiantes y la motivación que hoy tienen, se debe al liderazgo que asumió Sauceda Carrillo frente a la Dirección de la carrera¨ dijo el fundador de la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California, Jesus Alfredo Perez.

¨Existe un claro interés por la profesionalización de los maestros y alumnado pues se trata de una visión multidisciplinaria que permite garantizar a quienes integran la facultad, mejores resultados y logros por alcanzar y para ello la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California se suma a dicha sinergia¨, concluyo el fundador.