La Etica y Moral son cimientos para la adecuada peritación.


Por: Jesus Alfredo Perez

IMG_1043Tijuana B.C. Se debe de reconocer quienes incursionamos hace ya algunas décadas en el ámbito de las ciencias forenses que, en los últimos años se han dado grandes avances científicos encaminados a la investigación criminal; estos avances han permitido analizar cualquier tipo de evidencia física en los lugares en los que se cometió el delito, incluso indicios que anteriormente no era posible localizar ante la ausencia de técnicas apropiadas, hoy pueden ser encontrados décadas después.

Los avances científicos no solo contemplan el procesamiento de la escena y cada uno de sus indicios, sino que ademas analizan aquellos que provienen de la interpretación conductual de los protagonistas de hechos criminales y el rol que juega el entorno y la víctima en su interpelación con ellos.

Como esta y muchas ideas pioneras de las ciencias forenses han dejado de ser  novedosas rápidamente por la constante evolución de la ciencia. Un ejemplo son las teorías que relacionaban a los delincuentes reincidentes con la forma de su cráneo, según Cesare Lombroso, uno de los iniciadores de la Criminología en la Europa del
siglo antepasado.

La incursión de las ciencias naturales como lo refería el Dr. Rafael Moreno Gonzalez  -a quien se tuvo la oportunidad de conocer en 1992, durante la inauguración de los laboratorios de criminalistica de la Procuraduría General de la Republica en la delegación de Tlalpan en la cd de Mexico-, han permitido que teorías lombrosianas  vayan desapareciendo o sean perfectibles gracias a la aplicación de otras ciencias entre las que destacan las exactas y las naturales.

La genética forense, microscopia, cromatografía, espectrofotometría, eran especialidades que en los años ochentas se veía muy distantes de alcanzar para Baja California y que hoy, es una realidad contar con ella.

En 1992 fue posible tomar huellas dactilares latentes en un fragmento de superficie corrugada , uando en Tijuana en compañía del Mtro Miguel Pallares Díaz, se lográba montar la primera prueba de vapores de cianoacrilato en tan solo una pecera y una pequeña plancha, técnica conocida “superglue”, la cual mas adelante permitiría identificar al sospechoso del homicidio de una mujer de origen oriental y cuyo cuerpo había sido transportado en la cajuela de un vehículo  que circulaba de Estados Unidos a Tijuana.

El cuerpo de la víctima había sido encontrado en el interior de una bolsa para dormir en un pasaje solitario de la ciudad y con tan solo dos trozos de cinta adhesiva en su rostro. El homicidio resuelto por las autoridades extranjeras con el apoyo de un fragmento dactilar ampliado en impresión fotografía ocho por diez en blanco y negro que se deriva del análisis realizado.

IMG_1045Hoy existen  otros métodos tan novedosos como el rayo láser y la luz alterna, que han proporcionado así nuevos y poderosos medios para el auxilio de los órganos responsables de la procuración y administración de justicia.

Lo cierto es que a través del tiempo, las ciencias forenses ha estado constituidas -señala el Dr. Rafael Moreno González en su obra “Manual de Criminalística”- por diversas disciplinas entre las que sobresalen la criminalística, medicina forense, odontología, dactiloscopia, antropología, psicología y psiquiatría forense, retrato hablado, ingeniería, arquitectura, fotografía, balística, grafoscopia, hechos de tránsito, química, y criminología.

Sin embargo, en esta reflexión que hoy les compartimos, el ser humano es un factor determinante y juega un papel fundamental no solo para que el, examine, analice y dictamine sino también sea analizado y evaluado.

Cierto es que mucho depende del ser humano y del conjunto de sus valores, de su consciencia y, libertad el que su opinión adquiera trascendencia jurídica y moral a través del peritaje. Sin embargo, lo cierto es que la ciencia es infalible y el factor humano juega un papel fundamental en ello.

No existe mejor evidencia de lo señalado que los peritos en una misma materia, al examinar un objeto discrepen y encuentren fudamentación científica para sus opiniones diversas y; en ese sentido se da margen a una actitud legislativa que no creyendo en la certeza del peritaje deja al juez en libertad de apreciarle. (Franco Sodi, El procedimiento, p.266)

Aunque para algunos especialistas la función pericial requiere de tres condiciones principales: Preparación técnica, moralidad y discreción, debemos de reconocer que sea del agrado o no de los peritos, finalmente, quien tomara la decisión de valorar la prueba pericial será el juzgador.

En un peritaje es necesario decir la verdad, pero para decirla, primero es necesario encontrarla  y por ello se requiere preparación técnica,  después, querer decirla según su moral, dependerá de el afirma el Mtro. NERIO ROJAS.

Un buen perito debe recordar siempre que de sus decisiones dependen muchas veces el honor, la fortuna, el porvenir y en algunas ocasiones hasta la vida de un individuo; por lo tanto, el perito no debe mentir, no debe dar por cierto un hecho que ignora, no debe proceder con ligereza, no debe certificar o dictaminar sobre un supuesto hecho, porque se expone a errores y expone a la procuración y administración de justicia; de tal suerte que cuando no se encuentre apto para un peritaje, es mejor excusarse.

IMG_1108Desde nuestro punto de vista, el perito debe reunir no solo el conocimiento técnico sino debe contar con las mas altas cualidades morales, es decir, la moral debe se una forma de comportamiento humano que comprende los aspectos normativos del especialista (reglas de acción) y fácticos (actos que se ajustan en un sentido a otro).

Coincidimos en la tesis de que el perito  debe ser honesto, tener carácter para apartarse de posibles intereses creados, ser sordo ante las amenazas, cohechos, etc, no oír más voz que la de la ciencia y su conciencia; que la balanza de la justicia se incline siempre a la razón y a la verdad; no dejarse impresionar por los juicios ajenos, así sean dictados por personas cuya respetabilidad profesional sea indiscutible, aunque nunca menospreciar juicios anteriores.

Por lo anterior, se considera que  la Ética y Moral juegan un papel fundamental en el actuar del perito, por que mas allá de la especulación o del supuesto, el especialista esta obligado a vincular el pensamiento moral a su vida, de tal manera que el dictamen por si solo tenga un valor no solo técnico-jurídico, sino también moral al convertirse en una acción mas humana y universal plasmada mediante un papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s