Archivo de la etiqueta: politica criminal

Fundamental otorgarle personalidad juridica al analista de informacion en las Fiscalias.


Por Alfredo Perez.
En Baja California el rol del sector privado con los tres órdenes de gobierno juega un papel fundamental en las estrategias de seguridad pública. Dicho de otra manera, este sector cuyo peso político es tangible, ha obligado a impulsar esquemas de trabajo y coordinación luego de que en los años 2008-2009 se generara una profunda crisis en materia de seguridad publica en Baja California.
Durante los últimos años, las instituciones encargadas de la seguridad pública han venido impulsando modelos de inteligencia e información para dar respuesta a las necesidades de la propia sociedad.
A partir del 2010 se consolidan bajo el marco normativo de algunas instituciones de gobierno la implementación de Unidades de Análisis de Información cuyo reto fundamental es generar una figura jurídica del analista a partir de la implementación del nuevo sistema de justicia penal.
La visión de crear un área multidisciplinaria con estructura organizacional que permita atender análisis estadísticos, información criminológica y análisis de casos entre otros, ha sido un objetivo de las fiscalías estatales en todo el país.
Cada una de dicha Unidades generan productos de inteligencia macro y micro, análisis utilizando herramientas tecnológicas con sustento metodológico que conllevan al flujo e intercambio de información dentro de las averiguaciones previas o carpetas de investigación, en forma transversal y con la participación de los tres órdenes de gobierno.
El análisis criminológico, análisis prospectivo, identificación de casos, mapas criminógenos y  georeferenciacion así como teorías del caso frente a dos sistemas de justicia en Baja California representa un reto muy significativo en esa etapa de transición donde implica un replanteamiento de los sistemas de información que conlleva a mejorar los mecanismos de recolección, análisis e interpretación.
La figura jurídica del analista frente al fiscal implica que cada entidad federativa debe construir los perfiles de quienes operan dicha función partiendo de un modelo a nivel nacional basado en competencias, aptitudes, actitudes y conocimiento.
Así pues resulta fundamental entender que la nueva figura del analista de información involucra la definición de una estructura ideal, un proceso de reclutamiento a partir de la construcción de  perfiles adecuados, capacitación y especialización del personal así como el equipamiento y homologación de los procesos de tratamiento y estratificación de información.

Asiste De la Rosa a Reunión Nacional de Observatorios Ciudadanos de Seguridad Pública

2015_06_22-3b8737f4-dea4-45-Horizontal_N1HTIJUANA.- El que la sociedad sea partícipe en la creación de políticas públicas en materia de seguridad fue una de las temáticas expuestas en la reunión nacional de Observatorios Ciudadanos realizada en Cetys Universidad Campus Tijuana.
En representación del Gobierno del Estado, asistió el Secretario de Seguridad Pública, Daniel de la Rosa Anaya, quien pidió fortalecer la seguridad en conjunto a través del estudio sobre las causas y efectos del fenómeno delincuencial.

“Como autoridad responsable de la seguridad pública buscamos hacer valer el Estado de Derecho como un asunto de primordial importancia, y por otra parte tenemos el convencimiento pleno de que los ciudadanos deben participar en el fomento de un trabajo integral que realmente sea medible y efectivo”, señaló.

De la Rosa aseguró que para disminuir la incidencia delictiva en el país y en Baja California es clave la participación de la ciudadanía, sólo así se podrá tener un esquema de seguridad y procuración de justicia efectivo.

En el encuentro estuvieron representantes de Observatorios Ciudadanos de León, Guanajuato y Chihuahua, quienes fueron recibidos por el Rector de Cetys Universidad, Doctor Fernando León García, en su calidad de presidente del Observatorio Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California.

León García explicó que foros como este buscan crear espacios para el intercambio de ideas, así como el análisis por región de la seguridad y percepción ciudadana que ayuden a definir los efectos de la delincuencia, así como la manera para prevenir delitos.

Desde el año 2012 el Observatorio Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California ha trabajado en la aplicación de estudios, análisis y estrategias que refieren la prevención del delito, participación ciudadana, fomento de denuncia, análisis de incidencia delictiva, entre otros.

A la reunión asistió Francisco Rivas, Presidente del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad Pública; Juan García, representante del Observatorio Ciudadano de Chihuahua; y Marcela Villalobos, representante del Observatorio Ciudadano de León, Guanajuato.

Urge centrar la estrategia preventiva en el entorno de la víctima

14Hoy en día los medios que conducen a reducir el fenómeno antisocial son necesariamente aquellos que pueden oponerse a los factores criminogenos que la ocasionan o favorecen, indico el Mtro Jesus Alfredo Perez, Director del Instituto regional de Investigaciones sobre Prevención y Participación Ciudadana en Baja California.

“El Estado por medio de sus instituciones y servidores públicos, debe de ayudar a reducir los factores criminogenos a través de estrategias y medidas encaminadas a reducir el riesgo de que se produzcan delitos y sus posibles efectos perjudiciales para las personas y la sociedad, incluido el temor a la delincuencia”, afirmo el también fundador de la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California.

Perez señalo que la política publica en materia de victimologia, debe estar encaminada al trabajo preventivo centrado en la víctima y no solo con el delincuente a través de un esquema correctivo.

Generar una estrategia de esta naturaleza nos permite el cierre de la puertas al crimen, enseñando o educando al ciudadano a generar en el, una consciencia igualmente preventiva, que le permite escapar de la tan temida víctimizacion.

Se debe de recordar que la política criminológica, busca , analiza, soluciona y evalúa el comportamiento del fenómeno delictivo, causas, efectos, víctima, entorno social y todo un conjunto de factores integrales, concluyo.

Debe consultarse a expertos reforma a ley de armas y explosivos

Martes 17 de Julio , 17:42 por Uniradio Informa

Jesús Alfredo Pérez, Presidente de la Sociedad de Ciencias Forenses, recordó que la iniciativa que se plantea a ley federal de armas de fuego debe ser analizada por expertos en el tema y verificar que en los ministerios públicos el personal se encuentre bien capacitado.

Esta iniciativa pretende sancionar a quienes porten o trasladen armas con cargadores, sin cargadores, con cartuchos o sin ellos; las sanciones también serán para quienes porten algún tipo de replica juguete o imitación.

“Esta situación nos preocupa por la ciudadanía y que también estamos considerando que es acertada para aquella gente que se ha dedicado a delinquir”, refirió.

Aunque la preocupación principal de la Sociedad de Ciencias Forenses es si los ministerios públicos están preparados para integrar una averiguación y consignarlas así, el perito o el policía para este tipo de modificaciones que se plantea.

La necesidad de una adecuada aplicación de la Criminologia y Politica Criminal

Por el Lic. y Mtro. Francisco Javier Jacobs Peynhado

La Criminología es una ciencia necesariamente interdisciplinaria que tiene por objeto conocer las conductas antisociales y sus factores contribuyentes con el fin de evitarlos y combatirlos, siendo su fin primordial la prevención; es necesario que se tenga en cuenta que esta ciencia tiene diferentes niveles de interpretación por lo que se encuentran:

1. Nivel de Interpretación Conductual: Este nivel hace referencia al estudio de un crimen específico como conducta antisocial concreta realizada en un momento y lugar determinado y de forma criminal particular, el hecho tiene principio, desarrollo y fin y va en contra del bien común, es decir, que atenta contra la estructura básica de la sociedad. Para poder establecer una explicación completa de esta conducta se hace imprescindible incluir dentro del estudio a la víctima y el papel jugado por ésta en el hecho, lo que hace que este nivel de interpretación adquiera importancia en el proceso.

2. Nivel de Interpretación Personal: El centro de estudio es el criminal como sujeto individual, acá se hace referencia al autor del crimen. El análisis del individuo busca generar un diagnóstico, un pronóstico y una propuesta de tratamiento; es importante aclarar que para el criminólogo es esencial que se tenga en cuenta que el estudio debe centrarse más en lo que el sujeto es y no en lo que ha hecho, sin embargo, no han de desconocerse sus acciones como parte significativa del estudio de su personalidad; este nivel es importante en la ejecución de sanciones.

3. Nivel de Interpretación General: Enfoca su atención en el análisis de la criminalidad entendida como el conjunto de conductas antisociales que se producen en un tiempo y lugar determinado. El estudio global del fenómeno criminal es de gran relevancia para la Política Criminal y a la hora de legislar.

De los tres niveles de interpretación, el análisis general de la criminalidad alcanza gran importancia en cuanto que permite conocer la evolución de un determinado delito a través del tiempo, cuáles han sido sus variaciones en ejecución, frecuencia, autores y víctimas, y todo esto teniendo en cuenta las características socioeconómicas y culturales de una época determinada.

Así mismo, han de evaluarse los avances tecnológicos que facilitan tanto la comisión de delitos como también la lucha contra ellos, las estrategias adoptadas o implementadas por gobiernos o autoridades con el fin de combatirlos, y examinar hasta qué punto estas medidas han sido eficientes en el logro de ese objetivo.

Ahora bien, todo este estudio tiene como fin último servir de base a la política criminal la cual no ha de ser simplemente una política legisladora en el sentido de criminalizar o des criminalizar determinadas conductas o aumentar las penas, o de política penitenciaria que se limite al endurecimiento de la forma en que éstas son ejecutadas, una verdadera política criminal o criminológica, debe tener como eje una política social en la cual se vele por disminuir las diferencias y las injusticias sociales que en gran parte son factores contribuyentes a la comisión de delitos.

Así es como la educación es un elemento de prevención de gran relevancia pues inculca valores éticos y morales, brinda capacitación para que los individuos sean competentes en el mercado laboral y así puedan de esta forma satisfacer sus necesidades y la de los suyos; se sabe que la instrucción no es el único aspecto comprometido en la erradicación de la criminalidad pero permitirá en parte su disminución ya sea porque los individuos no se inicien en la carrera criminal o evite que reincidan en su conducta.

Esta reacción institucional frente al delito ha de ser coherente y razonada, no formulada para resolver problemas momentáneos sino que las estrategias que se planteen tengan visión de futuro, es decir, que con base en los estudios de criminalidad se tengan proyecciones en cuanto a tipos de conductas antisociales, modos de operar, víctimas potenciales y autores, lo cual permita adelantarse a su ejecución y efectivamente se haga prevención.

Se habla de política social haciendo referencia a la generación de cambios a nivel de estructuras sociales, políticas y mentales, estas últimas de gran importancia en cuanto son base para que se den transformaciones en las otras estructuras.

Un avance importante que se está viviendo en México es que la sociedad ha dejado atrás esa actitud paternalista en la que desplaza la solución de los conflictos a manos del Estado, y por el contrario se está convirtiendo en parte activa, ya sea manifestando su inconformismo por medio de actos de resistencia civil o porque ya empieza a formar parte de la persecución, hasta donde tiene alcance, de los diferentes delitos. Ejemplo de lo anterior, lo son los movimientos civiles que han evidenciado la falta de sensibilidad y de respuesta objetiva por parte de las autoridades competentes, en los casos de secuestro y de homicidio de los mismos, en los cuales se les ha exigido de una forma directa resultados a corto plazo tanto al Ejecutivo Federal como al Congreso de la Unión.

Por su parte, los entes del Estado también han entendido que requieren de acción conjunta con la comunidad y han ido generando programas en los cuales se permite su participación, ya sea facilitando la forma de denunciar o implementando planes de prevención. Así mismo, se han ido flexibilizando y humanizando el contacto que tiene el ciudadano con las instituciones de manera que se evite una segunda victimización y se genere confianza en las mismas.

Sin embargo, falta un largo camino para lograr la concientización de que la lucha contra la criminalidad es cuestión de todos, pero afortunadamente se está dando poco a poco tanto por parte del estado y sus Instituciones, como por parte de la población en general.