Archivo de la categoría: Seguridad

Editorial

El Estado mexicano, conformado por una población, un gobierno y un territorio, se encuentra en la disyuntiva de poder cimentar de manera solida su fututo, como una Nación que merezca dentro del contexto internacional el respeto y reconocimiento de los países que integran la comunidad de naciones; y esto será posible en la medida en que de manera armónica y organizada podamos todos resolver el problema de la falta de seguridad pública, que impera en nuestras casa, trabajos, escuelas y plazas, por ello, es de extrema importancia que ante lo que se a llamado crimen organizado, nos presentemos todos como un Estado organizado en contra de la delincuencia.

En reciente trabajo legislativo, resultado del esfuerzo de todas las fuerzas políticas del país, a través del Constituyente Permanente, se ha reformado la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la parte conducente de las llamadas garantías individuales, en razón de la administración e impartición de justicia en materia penal, con ello se crean las bases legales que deberán de normar y conformar el criterio justo de aplicación de dichas normas, que lleven a garantizar la seguridad pública que tanto reclama la Nación.
Dicha reforma constitucional trajo ya como consecuencia inmediata la creación y promulgación de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la cual contempla como objetivo primordial el de dar cabal cumplimiento a lo señalado por el artículo 21 de la Carta Magna, el cual refiere entre otras cosas que, la Seguridad Pública es y debe de ser un quehacer cotidiano de los distintos ordenes de Gobierno y que además, éstos deberán de estar organizados de manera sistemática, profesional y científica, para alcanzar el objetivo común de garantizar la prevención, persecución y sanción de los delitos.

Para ello, se tendrá que seleccionar, capacitar y agrupar a los encargados de la difícil tarea de proporcionar seguridad a los ciudadanos, a través de esquemas creados de manera profesional bajo métodos científicos, es decir, que todo lo que respecta a la conformación de cuadros administrativos y operativos, encargados de la función pública de seguridad, tendrá que hacerse a través del conocimiento exacto de las ciencias y técnicas auxiliares del derecho penal y de lo que es, y debe ser, una política criminal y de seguridad pública por parte del Estado.
Del mismo modo y siguiendo el diseño del Estado, se deberá de contar con una participación de la sociedad civil, en la que se reconozca por una parte la calidad de mandatario de las autoridades, para que se tenga respeto y cuidado en el momento de escuchar las opiniones y señalamientos que, de manera respetuosa y puntual, se haga del trabajo de los servidores públicos encargados de esta tarea, así como también de poder dar cabida, a la conformación de los criterios y acciones que se integraran en la función de otorgar seguridad.

La sociedad civil organizada deberá de jugar un papel sumamente importante dentro de este nuevo esquema de función pública, no solo es el gobierno el que puede realizar esta función, pues en un orden de pesos y contrapesos se tendrá que actuar como el gran fiscalizador de dicha función, pues es a la misma sociedad a la que se le debe el poder de ser y estar en el ejercicio público, ya que dentro de un régimen democrático, es primordial que se busque siempre el bienestar de las mayorías.

Una razón de estado, es la creación de fuentes de empleo, que garanticen el desarrollo armónico y en paz del pueblo, este tema deberá de estar presente como premisa en materia de políticas de seguridad, ya que lo inmensamente lucrativo que resulta el negocio del crimen organizado, hace que se opte desde cualquier perspectiva hacia la realización de actos criminales, pues esta actividad revestida de una gran impunidad, es y ha demostrado ser el mecanismo, elegido por excelencia, de desarrollo dentro de la comunidad.

Es ardua la tarea que todos tenemos enfrente, pero solo de frente y con la mirada en fijo, hacia un objetivo bien definido, como lo es la realización plena de los anhelos de paz y progreso de la Nación mexicana, es como podremos lograr una avanzada a nuestra responsabilidad histórica, de poder tener y heredar una patria más justa y ordenada, para hoy y para nuestro mañana.

La Socifo ante el Primer Encuentro de la Cultura de la Legalidad Ciudadana

TIJUANA.- Luego de celebrarse el “Primer Encuentro ciudadano hacia la Cultura de la Legalidad” en el que participaron diversos organismos civiles, el Mtro Gerardo Pantoja Barroso quien acompaño en el posicionamiento al presidente de dicho organismo colegiado, el Lic Jesus Alfredo Perez; manifesto que “dicho foro, no se habia organizado para elogiar ni condenar a alguien; tampoco para pronunciar mas discursos de los tantos que ya sean realizado”; destaco que junto con el presidente de la socifo, “el único propósito de su existencia era hacer una invitación simple a reflexionar respecto al papel que todos y cada uno de los ahi presentes deben de jugar dentro del contexto y situación social en la que se encuentran inmersos”.
Manifesto que “es necesario buscar la verdad, para así poder estar en aptitud de remover conciencias que impulsen ideas y principios gestadores de un ambiente de paz y solidaridad”.
Exhorto a los representantes de diversos organismos civiles, para que los motivos de dicha reunion sean el cuerpo y el alma de la sociedad “el grito silencioso de todos, mujeres y hombres, que día a día, cumplen con su obligación laboral, profesional, religiosa e intelectual, de aquellos que saben que el objetivo no es vencer a alguien, sino convencer a través de la razón, de que merecemos darle a la patria un respiro de salud y bienestar”.
Concluyo dentro del posicionamiento ” que no hay noche tan larga que no alcance el día, que la crisis de seguridad que existe hoy en nuestro país tendrá que tocar fondo, y en ese momento se tendra que estar ya preparado para responder ante la necesidad de trabajo y progreso”.
Exhorto a decir lo que somos, empresarios, informadores, religiosos e intelectuales, y encaminar acciones de manera congruente con esas aptitudes, para responder puntualmente al reclamo que hace la propia comunidad.
Finalizo señalando que es la Cultura de la legalidad la que implica, que aprendamos a que nuestras acciones y pensamientos, vayan todos encaminados al respeto y cumplimiento de las normas jurídicas, a través de principios de equidad y justicia.

Participan en Primer Encuentro "Hacia la Cultura de la legalidad Ciudadana"

La Sociedad de Ciencias forenses en Baja California participo en el Primer encuentro denominado “Hacia la cultura de la legalidad Ciudadana” que organizo el Consejo Medico Ciudadano y otros organismos civiles.
El Lic Jesús Alfredo Pérez, presidente de la Sociedad de Ciencias Forenses destaco que la sociedad civil tiene el gran potencial de jugar un papel fundamental en las acciones encaminadas a mejorar la seguridad pública.
Preciso que los recientes hechos que se han presentado en nuestro país, particularmente en Tijuana, permiten fortalecer la postura de la Socifo como organismo colegiado, de apostarle al trabajo de inteligencia, de análisis científico, que permita entre otros resultados, otorgarle a la autoridad mayor certeza para el uso de la fuerza publica y así garantizar la efectividad en sus acciones.
Recordó que una de las bases de las ciencias forenses es dar certidumbre a la acción de las autoridades en materia de seguridad; decir exactamente cómo ocurrieron las cosas cuando se trata de un delito, y de ahí poder determinar sus tendencias.
Comento en dicho encuentro, que difícilmente se puede ver un delito como un hecho aislado, que la sociedad, los ciudadanos y las autoridades necesitan certezas para poder construir propuestas sobre seguridad. Datos, cifras, hechos, acompañados de las opiniones de quienes han tenido la experiencia y la preparación para conocer, de primera mano, las necesidades y problemáticas de la sociedad en la materia.
Manifestó que la asociación que representa propuso ante el Foro conformado por organismos civiles, cámaras, asociaciones y colegios, la construcción de modelos de trabajo que les permitan a las autoridades ser mucho más efectivos con el uso de herramientas modernas, técnicas avanzadas y tecnología en beneficio de la sociedad.
Considero que recobrar la seguridad también se da mediante la aplicación del conocimiento y el análisis científico, que la sociedad de ciencias forenses continuará promoviendo el diálogo, el desarrollo profesional y la conciencia social de que hay muchas cosas por hacer en materia de seguridad.
Por ultimo destaco que la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California A.C reconoce el gran esfuerzo institucional que realizan los tres ordenes de gobierno para poder modernizar el equipo con que cuentan las instituciones encargadas de investigar los delitos y de prevenirlos, pero además, avala la intención de profesionalizar el recurso humano con que cuentan estas instituciones, porque de ello dependerá la efectividad en el ejercicio de sus funciones.

Apoya Sociedad de Ciencias Forenses creacion de Instituto de Estudios sobre Seguridad

La Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California avala las propuestas de reforma y adhesión en materia legislativa, para la creación de un instituto municipal de investigaciones en materia de seguridad publica, informó Alfredo Pérez Hernández.

El presidente del organismo forense refirió que dicha propuesta fue expuesta recientemente por el Colegio Medico Ciudadano y la Asociación La Esperanza, así como representantes de las barras de abogados ante el presidente municipal de Tijuana Jorge Ramos Hernández.

Resaltó la importancia de la creación de dicho instituto para converjan asociaciones de profesionistas, investigadores, ciudadanos y empresarios con el fin de coadyuvar en el diseño e implementación de políticas publicas en materia de prevención del delito, rubro que debe ser atendido por las autoridades locales.

“A la par de la creación de un instituto municipal que atienda este tema tan sensible, como es la seguridad baja una perspectiva analítica, académica y científica, es factible crear un Sistema Municipal de Seguridad Pública”, puntualizó el también ex director de la Academia de Policía de Tijuana.

Precisó que el Sistema se tomaría como modelo de trabajo que garantice la implementación adecuada de procedimientos y protocolos en forma sistemática, permitiendo garantizar la calidad y mejora continua en el servicio de la seguridad publica que ofrecen los encargados de salvaguardar la integridad física de las personas.

Pérez Hernández afirmó que estos esquema de trabajo ya han sido impulsado en otros países y que la instalación de una mesa técnica para tales efectos, es el primer paso para convertir en Tijuana en una ciudad ordenada no solamente en vialidades sino en mecanismos de supervisión y seguimiento de la autoridad para sus gobernados y la ciudad con sus gobernantes.

Por último, reconoció la apertura del presidente municipal, Jorge Ramos, al comprometerse a recibir estas propuestas y llevarlas ante el Congreso del Estado, para su posible aprobación.

Apoyan función de una sola Academía de Policia

La medida de establecer una sola Academia de Policía en todo el estado es positiva, ya que permitirá implementar mejores controles de evaluación y seguimiento de los agentes municipales, al tiempo que promoverá la profesionalización de los cuerpos policiacos, señaló Jesus Alfredo Pérez Hernández.
El ex director del Instituto de Capacitación y Adiestramiento Profesional de Tijuana (ICAP), informo que este método facilitará la formación de nuevos elementos policíacos con un perfil establecido por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Comentó que otra de las ventajas sería poder generar el asesoramiento profesional a los diferentes campus en los que se convertirían las academias municipales; además de contribuir al diseño de un esquema de evaluación estandarizado a nivel regional.
El también ex titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Playas de Rosarito, indicó que de igual manera esta medida permitiría obtener la identificación real de las necesidades de capacitación que tiene cada una de las corporaciones municipales en Baja California.
“Los municipios tendrían ahora que preocuparse por que los campus otorguen a los elementos activos de la policía, una adecuada actualización en los conocimientos teórico-prácticos con que se cuentan para el buen desempeño de su labor preventiva”, expresó.
No debe perderse de vista que la actualización es un requisito de permanencia, que a corto plazo les brindará la oportunidad de obtener algún grado de especialización y mejorar sus condiciones curriculares, que posteriormente puedan incidir en los beneficios del servicio de carrera, agregó.
Pérez Hernández reiteró que una sola Academia permitiría dotar de conocimientos básicos a los agentes de manera homologada y no que cada municipio decida cómo prepararlos y sobretodo la disparidad de criterios en los procesos de selección y reclutamiento.
Afirmó que este modelo ya se ha aplicado en otros estados del país y ha unificado los criterios para la aplicación de entrevistas básicas, indagación de antecedentes, exámenes de conocimientos generales, exámenes médicos, de condición física y toxicológicos.
Dichos exámenes por sí solos deben de estar siendo aplicados al momento de su ingreso y por lo menos una vez al año en todos los cuerpos policíacos, puntualizó.
Por último el ex director del ICAP dijo que con esta medida se podrán estructurar programas de formación y actualización para el personal operativo basado en las áreas fundamentales de capacitación como lo establece la Academia Nacional de Seguridad Pública.

Deben homologar los programas de formacion policial

Los gobiernos deben de homologar y buscar la equivalencia de los planes y programas de estudio de los procesos de formación y profesionalización del personal de seguridad pública con otros institutos en el país y fortalecer estos planes con materias que hoy se han convertido en una necesidad para el ejercicio adecuado de las funciones de los oficiales preventivos.
El propósito y requerimiento de dicha formación, ha respondido al perfil profesional y referencial que desarrolló la Academia Nacional de Seguridad Publica y el Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior –CENEVAL hace algunos años en el que este esquema contiene plasmadas las características curriculares revisadas por 30 entidades federativas bajo la supervisión del Sistema Nacional de Seguridad Publica, sin embargo algunas materias se han convertido en prioritarias para su atención e incorporación.
Lo anterior resulta de la posibilidad de que cada entidad federativa y municipio pueda ajustar el plan de estudios de acuerdo a los requerimientos particulares derivados de las funciones y atribuciones asignadas a la policía, por ejemplo: existen entidades que requieren policías que brinden orientación y apoyo al turismo como el caso de una policía metropolitana que propone el presidente municipal en Tijuana; pero además deben ser incluidas en el aprendizaje labores de rescate y salvamento, materias que permitan desarrollar habilidades para intervenir en forma oportuna y adecuada ante el conocimiento de un hecho presuntamente delictivo.

El conocimiento de la Criminalística tendría como objetivo en el oficial el de prepararlo para preservar el lugar de los hechos en forma adecuada y oportuna así como para coadyuvar en las acciones que emprenden las autoridades facultadas para la investigación.

Evidentemente, la investigación de los hechos delictivos formalmente corresponde a las autoridades de procuración de justicia (Ministerio Público, policía Ministerial, peritos criminalístas y otros colaboradores), sin embargo, en la realidad casi siempre es la policía preventiva la primera en acudir y llegar al sitio del suceso, asumiendo así una responsabilidad para la cual no estaba lo suficientemente preparada.

Aunque el estudio de la Criminalística es extenso, el programa de formacion policial que había sido establecido hace ya mas de cuatro años lo proponía a nivel introductorio, en donde conocería la disciplina en relación con su objeto de estudio y su importancia para la labor policial, así como una visión general sobre su desarrollo histórico, sobre las especialidades criminalísticas y su objeto de estudio, y la terminología básica propia de la disciplina.
Lo que hoy debe de suceder es que el programa ofrezca los conocimientos sobre la metodología por aplicar en la intervención de hechos delictivos, que comprende los principios y medidas de seguridad a seguir y los procedimientos para la observación y protección del lugar y sus indicios, la respectiva fijación del mismo y, si procede, al levantamiento de objetos como probables indicios para investigar el hecho.