Archivo de la categoría: Quimica Forense

BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE: Evolución del Pruebas Quimicas aplicadas a las armas de fuego.

Por Beatriz Aguilar Alejandrez
Facebook: @socifobc.org

Las armas de fuego son en la actualidad una de las formas mas frecuentes de agresión, cuando en una investigación forense se ve una involucrada, lo mas importante será el identificar quien fue quien la accionó, situación que tendrá que resolver el químico forense. De primera instancia se deberá distinguir las características dejadas por la pólvora deflagrada que fue depositada en las manos del agresor que es el ahumamiento y la localización de granos de pólvora incombusta o parcialmente quemada.

En el proceso de inspección del sospechoso, la vista y el olfato juegaran un papel sumamente importante, el escrutinio visual de las manos para buscar el ahumamiento tradicional o falso tatuaje, así como en el caso de los granos de pólvora que asemejan un verdadero tatuaje, esto se complementa con el olor característico de la pólvora deflagrada, estas reacciones químicas producidas al accionar un arma deberán ser analizadas por un perito experto que arroje resultados sustentados por un método científico.

En 1913 el doctor cubano Gonzalo Iturrioz apoyo en la investigación del asesinato del General Armando de Jesús de la Riva Hernández el cual había sido herido en plena vía pública por un disparo, resultado de una pelea con el coronel del ejército libertador Ernesto Asbert, muriendo al día siguiente. El doctor Iturrioz aplico y presiono una placa de parafina en los orificios de entrada de la ropa para recolectar muestras de la deflagración, a esta toma le aplico el reactivo de Guttman que contiene la difenilamina sulfúrica, produciendo una reacción al contacto con los nitrados, mostrando un color azul y en base a la dispersión se determinara la distancias en la que fueron realizas los disparos.

EN 1931 Teodoro González Miranda siendo parte del equipo del laboratorio de identificación criminal de la Policía del Distrito Federal, introdujo a México la técnica conocida como la “Prueba de la Parafina”, esta innovación fue compartida a la policía de los Ángeles, Ca. donde se le nombro “Test de González”. Es importante mencionar que esta prueba no detecta pólvora, solo verifica la presencia de nitratos o nitritos por lo que es inespecífica.

En 1964 se llevo a cabo un seminario sobre aspectos científicos del trabajo policiaco celebrado por la Interpol, en ese escenario se mencionó que el resultado de la prueba de la parafina no tenía ningún valor como para llevarla a la corte como evidencia, secundada por los participantes que opinaron que está ya no debía ser usada.
En 1954 inicia la técnica con desarrollo de color del rodizonato de sodio para la detección de plomo y bario en las manos del sospechoso, siendo estos elementos los que integran el fulminante del cartucho, obteniéndose de esta prueba resultados satisfactorios en los casos que se utilizaron revólveres, de igual forma en pistolas semiautomáticas analizándose de estas últimas, las fugas de gases.

En 1959 se publico en la Revista Americana de Ciencias Forenses la Técnica de Harrison que detectaba el bario, plomo mediante la técnica de rodizonato, pero también detectaba el antimonio, que integraba el fulminante del cartucho, todo esto mediante el trifenil arsonio, una de las ventajas de esta prueba es su baja incidencia de “falsos positivos”.

En el transcurrir de los años los Servicio Periciales de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal empezaron a aplicar la espectrofotometría de absorción atómica de flama, cambiada por la aplicación de la microscopia electrónica de barrido con energía dispersiva de rayos X, ya en 2005 la prueba inductiva de plasma acoplada a espectrometría de masa fue aplicada, ya que era mucho más confiable.

Cada innovación ha transformado las expectativas en logros y es un hecho que seguirán avanzando

CODIS: Base de datos forense en BITÁCORA Y APUNTES DE UN FORENSE

Por Beatriz Aguilar Alejandrez
Facebook @socifobc.org

Las acciones que realizamos a diario van dejando un rastro de nosotros, lo mismo sucede en un acto delictivo, el delincuente dejara indicios y evidencias, las cuales permitirán en algunos casos resolver un hecho criminal, muchas de estas evidencias podían ser analizadas y recolectar pruebas genéticas. En los inicios de la identificación humana los procesos que se llevaban a cabo eran con el uso de parámetros morfológicos clásicos provenientes de los antígenos eritrocitarios del sistema RH, si estos contenían antígenos sería positivo, si había ausencia de estos sería negativo de igual forma se revisaba el grupo sanguíneo A,B y O.

En los 80’ el Dr. Alec Jeffreys logro una identificación mediante el ADN y obtener un patrón en forma de bandas, parecido al código de barras al que denomino huella genética, ya que teóricamente es único e irrepetible, para el proceso se utilizaron múltiples sondas para detectar las diversas secuencias del genoma, en sus inicios se requería una gran cantidad de muestras biológicas para poder obtener ADN de alto peso molecular, siendo en ocasiones imposible.
El desarrollo surgió en 1983 cuando Kary Banks Mullis que descubrió la reacción en cadena de la polimerasa o PCR, esta, es una técnica de biología molecular, la cual permite obtener un gran número de copias de una mínima muestra de ADN, gracias a esto no tan solo permite identificar a individuos en el ámbito forense, sino que también detecta enfermedades infecciosas, diagnóstico de trastornos hereditarios o llevar a cabo experimentos científicos.

En los 90’ se llevaron a cabo avances importantes donde diversas agencias de justicia, así como empresas privadas validaron marcadores útiles, en noviembre de 1997 el FBI selecciono 13 STRS, que son las repeticiones cortas de ADN, realizándose una secuencia de los denominados microsatélites, estas variaciones crean diferentes alelos que hacen única esa muestra. Esta información genética se almaceno en archivos electrónicos, creando perfiles, las muestras biológicas de las que se podía obtener esta información eran: sangre, saliva, elementos pilosos, semen, restos óseos, entre otros, que se encuentren relacionados con una investigación criminal.

En México existe el Sistema de Índice Nacional de ADN, el cual está considerado como parte de CODIS, dentro del banco de datos se manejan dos índices de organización que serían: Índice de Condenados, donde se almacenan los perfiles de ADN de las personas que ya fueron condenadas por ciertos delitos, cabe aclarar que cada estado tiene leyes que especifican que características delictivas debe tener la persona para ser añadida a esta base de datos; también esta el Índice Forense, este contiene los perfiles de ADN de muestras que fueron encontradas en el lugar donde se llevo a cabo un hecho delictivo.
Cuando se tiene una muestra biológica, esta es ingresada al sistema CODIS, realizando la búsqueda en ambos índices, revisar si hay compatibilidad con el índice forense, en este caso nos mostraría que esa persona ha participado en otros delitos o bien que sea compatible con el índice de condenados, pudiendo conocer así la identidad del sospechoso. El software de CODIS arrojara su resultado como un ACIERTO o compatibilidad, dándole seguimiento el personal del laboratorio para el análisis más exhaustivo de la muestra para validar o refutar la coincidencia, medida de precaución para asegurar fiabilidad del resultado.

En algunas ocasiones el perfil de ADN encontrado en el escenario de un crimen es una mezcla del ADN de varias personas por lo que el especialista deberá comparar dichos perfiles, también puede ser que la compatibilidad del perfil localizado será de un porcentaje alto evidenciando que sea un familiar cercano del sospechoso. A nivel mundial la criminalística hay incorporado avances tecnológicos que han permitido hacer más ágil su labor

Genética Forense, ADN: Apuntes y Bitácora de un forense.

Por Beatriz Aguilar

Haciendo una retrospectiva histórica referiré como dato importante que en el siglo XIX se identificó el ácido desoxirribonucleico como molécula del ADN, un siglo después se definió la estructura y funcionamiento del código genético. Durante los siguientes años varios experimentos concluyeron que el ADN era la molécula responsable de la herencia.

En 1953 se produjo el avance más importante cuando el físico Francis Crack y el biólogo James Watson demostraron la estructura de doble hélice que actualmente identificamos como ADN.

Cuando se encontraban muestras biológicas en actos delictivos, de estas solo se podían identificar proteínas, encimas y grupos sanguíneos, requiriendo muestras del tamaño de una mano y estar frescas, lo cual era muy difícil y estas ofrecían poca información para los investigadores, en 1965 el genetista británico Alec Jeffreys revolucionó el ADN como Huella genética que identifica a cada individuo (a excepción de los gemelos Univitelinos), en la actualidad es la técnica que se utiliza.

¿Cómo funciona?

El genoma humano contiene el material genético de un organismo, siendo este el conjunto de todo el ADN de células y genes que una especie contiene, con este método descubierto, las secuencias genéticas se pueden ver muchas de estas de forma simultanea repitiéndose una y otra vez, estas repeticiones varíanentre individuos, algo similar a un código de barras.

En algunas escenas de crimen se encontrará muestras que se denominan “Toma subrepticia” que es una muestra <abandonada> por el sospechoso de forma inconsciente, con esto se pretende la comparación de una muestra dubitada (no se sabe a quién corresponde) con otra indubitada (obtenida de un sospechoso identificado), obteniendo un resultado satisfactorio.

El ADN es utilizado para pruebas de paternidad o de parentesco, identificar a personas relacionadas con un acto delictivo y en algunos casos la identificación de restos humanos, en este último caso la identificación por ADN puede dificultarse por la degradación o ausencia de tejido, en cambio los huesos y dientes son excelentes para preservaran en su interior moléculas comprimidas, estos pueden soportar condiciones ambientales extremas, que a pesar del paso del tiempo quedaran en muchos de los casos intactas.

En la localización de osamentas, el interior del hueso o la pulpa de algunos dientes, pueden se de utilidadpara llevar a cabo la muestra de ADN mitocondrial, estos son pequeños cromosomas circulares (minisatélites) que se encuentran en las mitocondrias y es heredado solo a través de la línea materna, ¿que significa esto? Que la prueba permitirá determinar si los restos encontrados son parientes de un linaje materno identificado.

Esta ciencia fue creada para resolver controversias legales, evolucionando de tal forma que se ha vuelto cada vez más eficaz, la recolección de una muestra biológica como ya se menciono puede ser encontrada en la escena de un crimen o puede ser obtenida de forma voluntaria o a través de la orden de un juez.

Existen bases de datos de almacenamiento genético sobre ADN, EasyDNA México o “CODIS” en estados unidos, los cuales son de utilidad para resolver conflictos legales.