Archivo de la categoría: Bibliografia y Lectura

La Etica y Moral son cimientos para la adecuada peritación.

Por: Jesus Alfredo Perez

IMG_1043Tijuana B.C. Se debe de reconocer quienes incursionamos hace ya algunas décadas en el ámbito de las ciencias forenses que, en los últimos años se han dado grandes avances científicos encaminados a la investigación criminal; estos avances han permitido analizar cualquier tipo de evidencia física en los lugares en los que se cometió el delito, incluso indicios que anteriormente no era posible localizar ante la ausencia de técnicas apropiadas, hoy pueden ser encontrados décadas después.

Los avances científicos no solo contemplan el procesamiento de la escena y cada uno de sus indicios, sino que ademas analizan aquellos que provienen de la interpretación conductual de los protagonistas de hechos criminales y el rol que juega el entorno y la víctima en su interpelación con ellos.

Como esta y muchas ideas pioneras de las ciencias forenses han dejado de ser  novedosas rápidamente por la constante evolución de la ciencia. Un ejemplo son las teorías que relacionaban a los delincuentes reincidentes con la forma de su cráneo, según Cesare Lombroso, uno de los iniciadores de la Criminología en la Europa del
siglo antepasado.

La incursión de las ciencias naturales como lo refería el Dr. Rafael Moreno Gonzalez  -a quien se tuvo la oportunidad de conocer en 1992, durante la inauguración de los laboratorios de criminalistica de la Procuraduría General de la Republica en la delegación de Tlalpan en la cd de Mexico-, han permitido que teorías lombrosianas  vayan desapareciendo o sean perfectibles gracias a la aplicación de otras ciencias entre las que destacan las exactas y las naturales.

La genética forense, microscopia, cromatografía, espectrofotometría, eran especialidades que en los años ochentas se veía muy distantes de alcanzar para Baja California y que hoy, es una realidad contar con ella.

En 1992 fue posible tomar huellas dactilares latentes en un fragmento de superficie corrugada , uando en Tijuana en compañía del Mtro Miguel Pallares Díaz, se lográba montar la primera prueba de vapores de cianoacrilato en tan solo una pecera y una pequeña plancha, técnica conocida “superglue”, la cual mas adelante permitiría identificar al sospechoso del homicidio de una mujer de origen oriental y cuyo cuerpo había sido transportado en la cajuela de un vehículo  que circulaba de Estados Unidos a Tijuana.

El cuerpo de la víctima había sido encontrado en el interior de una bolsa para dormir en un pasaje solitario de la ciudad y con tan solo dos trozos de cinta adhesiva en su rostro. El homicidio resuelto por las autoridades extranjeras con el apoyo de un fragmento dactilar ampliado en impresión fotografía ocho por diez en blanco y negro que se deriva del análisis realizado.

IMG_1045Hoy existen  otros métodos tan novedosos como el rayo láser y la luz alterna, que han proporcionado así nuevos y poderosos medios para el auxilio de los órganos responsables de la procuración y administración de justicia.

Lo cierto es que a través del tiempo, las ciencias forenses ha estado constituidas -señala el Dr. Rafael Moreno González en su obra “Manual de Criminalística”- por diversas disciplinas entre las que sobresalen la criminalística, medicina forense, odontología, dactiloscopia, antropología, psicología y psiquiatría forense, retrato hablado, ingeniería, arquitectura, fotografía, balística, grafoscopia, hechos de tránsito, química, y criminología.

Sin embargo, en esta reflexión que hoy les compartimos, el ser humano es un factor determinante y juega un papel fundamental no solo para que el, examine, analice y dictamine sino también sea analizado y evaluado.

Cierto es que mucho depende del ser humano y del conjunto de sus valores, de su consciencia y, libertad el que su opinión adquiera trascendencia jurídica y moral a través del peritaje. Sin embargo, lo cierto es que la ciencia es infalible y el factor humano juega un papel fundamental en ello.

No existe mejor evidencia de lo señalado que los peritos en una misma materia, al examinar un objeto discrepen y encuentren fudamentación científica para sus opiniones diversas y; en ese sentido se da margen a una actitud legislativa que no creyendo en la certeza del peritaje deja al juez en libertad de apreciarle. (Franco Sodi, El procedimiento, p.266)

Aunque para algunos especialistas la función pericial requiere de tres condiciones principales: Preparación técnica, moralidad y discreción, debemos de reconocer que sea del agrado o no de los peritos, finalmente, quien tomara la decisión de valorar la prueba pericial será el juzgador.

En un peritaje es necesario decir la verdad, pero para decirla, primero es necesario encontrarla  y por ello se requiere preparación técnica,  después, querer decirla según su moral, dependerá de el afirma el Mtro. NERIO ROJAS.

Un buen perito debe recordar siempre que de sus decisiones dependen muchas veces el honor, la fortuna, el porvenir y en algunas ocasiones hasta la vida de un individuo; por lo tanto, el perito no debe mentir, no debe dar por cierto un hecho que ignora, no debe proceder con ligereza, no debe certificar o dictaminar sobre un supuesto hecho, porque se expone a errores y expone a la procuración y administración de justicia; de tal suerte que cuando no se encuentre apto para un peritaje, es mejor excusarse.

IMG_1108Desde nuestro punto de vista, el perito debe reunir no solo el conocimiento técnico sino debe contar con las mas altas cualidades morales, es decir, la moral debe se una forma de comportamiento humano que comprende los aspectos normativos del especialista (reglas de acción) y fácticos (actos que se ajustan en un sentido a otro).

Coincidimos en la tesis de que el perito  debe ser honesto, tener carácter para apartarse de posibles intereses creados, ser sordo ante las amenazas, cohechos, etc, no oír más voz que la de la ciencia y su conciencia; que la balanza de la justicia se incline siempre a la razón y a la verdad; no dejarse impresionar por los juicios ajenos, así sean dictados por personas cuya respetabilidad profesional sea indiscutible, aunque nunca menospreciar juicios anteriores.

Por lo anterior, se considera que  la Ética y Moral juegan un papel fundamental en el actuar del perito, por que mas allá de la especulación o del supuesto, el especialista esta obligado a vincular el pensamiento moral a su vida, de tal manera que el dictamen por si solo tenga un valor no solo técnico-jurídico, sino también moral al convertirse en una acción mas humana y universal plasmada mediante un papel.

Arrancó el primer modulo de la serie de talleres que forman parte del proyecto entorno forense”. Socifo BC.

tm2

Tijuana, B.C. El viernes 19 de febrero dio inicio el primer módulo del taller “Principios básicos de la metodología en el inicio de un proceso de investigación”, dentro de la cartelera educativa en el marco del Programa Entorno Forense, mismo que surge ante la necesidad de brindar espacios de capacitación académica constante.

El evento fue organizado en coordinación con la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California A.C. y el Instituto Regional de Investigaciones sobre Prevención y Participación Ciudadana en Baja  California, A.C.  Con el objetivo de ayudar a los participantes que se encuentran en proceso de iniciar una investigación, dotarles de herramientas útiles y necesarias para elaborar un documento de investigación.

El taller está a cargo de la Dra. Hajasya Maraay Romero Escobar, arqueóloga e investigadora, quien cuenta con Doctorado en educación y ha sido acreedora de múltiples reconocimientos por su destacada participación como asesora en investigaciones, quien despierta el interés de los asistentes durante la impartición del primer módulo.

“Es destacada y constante la intervención de los participantes, sin embargo existe en México gran rezago de publicaciones e investigaciones, porque los jóvenes no se interesan en leer, aun le temen dedicarle horas a la lectura y redacción de un documento de investigación”. Afirma la Doctora Romero.

“Esto es un reto para ellos mismos, forma parte de los objetivos que se plantearon para la organización de esta serie de talleres y mesas de trabajo, debemos alentar a quienes nos acompañan, a crear, impulsarlos a elaborar un producto y sobre todo el intercambio de conocimientos y experiencias de los especialistas que imparten los talleres”. Destacó la coordinadora del programa entorno forense, Cristina Padilla.

La opinión del especialista o experto adquiere trascendencia jurídica y moral a través del peritaje.


CADA PERSONA ES JUEZ ABSOLUTO DE LA VERDAD Y DE LA MORAL

En los últimos años se han dado grandes avances científicos encaminados a la investigación criminal; estos avances han permitido analizar cualquier tipo de evidencia física en los lugares en los que se cometió el delito, incluso indicios que provienen de la interpretación conductual de los protagonistas de hechos criminales.

Como esta y muchas ideas pioneras de las ciencias forenses entre las que destaca aquella que relacionaban a los delincuentes reincidentes con la forma de su cráneo, -según Cesare Lombroso-, han evolucionado a través del tiempo.Estas posturas han quedado atrás gracias a la aplicación adecuada de otras ciencias entre las que destacan las exactas y las naturales.

La genética forense, microscopia, cromatografía, espectrofotometría, eran especialidades que en los años setentas y ochentas, se veía muy distantes de alcanzar para Baja California y hoy, muchas de ellas son una realidad.

En la actualidad es posible tomar huellas dactilares latentes en cualquier tipo de superficie, esto surge a partir de los años noventas cuando en Tijuana, el Mtro Miguel Pallares Díaz apoyado por Alfredo Pérez logran montar la primera prueba de vapores de cianoacrilato, -técnica conocida “superglue”- la cual permitió identificar al presunto responsable de la privación de la vida de una mujer de origen oriental y cuyo cuerpo había sido transportado en la cajuela de un vehículo que circulaba desde Los Angeles en Estados Unidos hacia Tijuana, cuerpo que posteriormente es localizado en el interior de una bolsa para dormir en un pasaje solitario de la ciudad.

Existen así, otros métodos tan novedosos como el rayo láser y la luz alterna, que han proporcionado así nuevos y poderosos medios para el auxilio de los órganos responsables de la procuración y administración de justicia.

Lo cierto es que a través del tiempo, las ciencias forenses han estado constituidas por diversas disciplinas entre las que sobresalen la criminalística, medicina forense, odontología, dactiloscopia, antropología, psicología y psiquiatría forense, retrato hablado, ingeniería, arquitectura, fotografía, balística, grafoscopia, hechos de tránsito, química, y criminología- según lo señalo el Dr. Rafael Moreno González en su obra “Manual de Criminalística”-.

Sin embargo, en cada una de estas disciplinas, el ser humano se convierte en un factor determinante y su papel es fundamental no para ser examinado, sino para que el mismo examine, analice y dictamine.

El Mtro Luis Sandoval en su clase Deontología Jurídica durante la especialidad en Derecho con enfoque a Ciencias Forenses lo señaló en una ocasión; depende del ser humano, del conjunto de sus valores y principios, de su consciencia y su libertad el que su opinión adquiera trascendencia jurídica y moral a través del peritaje.

Hoy por hoy, la ciencia es considerada como infalible y el factor humano juega un papel fundamental en ello. La muestra es la simple consideración de que los peritos en una misma materia, al examinar un objeto, discrepen y encuentren fundamentación científica para sus opiniones diversas; por ello, en ese sentido se da margen a una actitud legislativa que no creyendo en la certeza del peritaje, deja al juez en libertad de apreciarle. (Franco Sodi, El procedimiento, p.266)

Para algunos especialistas la función pericial requiere de tres condiciones principales: Preparación técnica, moralidad y discreción, finalmente quien tomara la decisión de valorar la prueba pericial será el juzgador.

En un peritaje es necesario decir la verdad, pero para decirla, primero es necesario encontrarla (preparación técnica), y después querer decirla (moral) NERIO ROJAS.

Un buen perito debe recordar siempre que, de sus decisiones, dependen muchas veces el honor, la fortuna, el porvenir y en algunas ocasiones hasta la vida de un individuo; por lo tanto el perito no debe mentir, no debe dar por cierto un hecho que ignora, no debe proceder con ligereza, no debe certificar o dictaminar sobre un supuesto hecho porque se expone a los erroresy expone a la procuración y administración de justicia; de tal suerte que cuando no se encuentre apto para un peritaje, será mejor excusarse.

Desde nuestra perspectiva, el perito debe reunir no solo el conocimiento técnico sino las mas altas cualidades morales, es decir, la moral debe ser una forma de comportamiento humano que comprende los aspectos normativos (reglas de acción) y facticos (actos que se ajustan en un sentido a otro).

El perito o investigador debe ser honesto tener carácter para apartarse de posibles intereses creados, ser sordo ante las amenazas, cohechos, etc, no oír más voz que la de la ciencia y su conciencia; que la balanza de la justicia se incline siempre a la razón y a la verdad; no dejarse impresionar por los juicios ajenos, así sean dictados por personas cuya respetabilidad profesional sea indiscutible, aunque nunca menospreciar juicios anteriores.

De esta manera la Ética y Moral juegan un papel fundamental en el actuar del perito, por que mas allá de la especulación o del supuesto, el especialista esta obligado a vincular el pensamiento moral a su vida, de tal suerte que el dictamen por si solo tenga un valor no solo técnico-jurídico sino también un peso moral, al convertirse en una acción mas humana y universal plasmada mediante un papel.

En el marco de este contexto y la evolución que ha venido teniendo nuestra sociedad, el Mtro. Alfonso Quiroz Cuarón, considerado padre de la Criminología en México, señalo que a la par de la evolución social, el fenómeno criminal también lo hace, perfeccionándose este ultimo en un grado, a veces superior a los adelantos en procuración y administración de justicia,tal como se vive en muchas ciudades de nuestro país.

Por lo anterior, los peritos en una ciencia, arte o técnica deben contribuir a la impartición de justicia, orientando fundamentalmente el conocimiento de la verdad al juzgador, como lo expreso Pietro Ellero en ilustrativa metáfora, “los peritos auxilian a los juzgadores al modo como los anteojos auxilian al sentido de la vista” según cita el Dr Rafael Moreno Gonzálezen sus ensayos medico forenses y criminalistico.

Sin embargo “las operaciones periciales no son otra cosa que los actos mediante los cuales se procuran experiencias útiles para responder a las cuestiones que se le han planteado por el Juez” según Carnelutti.
La labor pericial constituye un camino para conocer la realidad y, descubrir verdades.

De esta manera quienes ejercen la investigación pericial están obligados elegir, decidir y actuar conscientemente para asumir la responsabilidad de sus actos en la construcción de su trabajo.

Luego entonces resulta fundamental que en el actuar de cada perito exista la interiorización plena de las normas y deberes de cada hombre singular, su adhesión íntima pero sobre todo el reconocimiento interior de las normas establecidas y sancionadas por la comunidad para que sea capaz de ejercer con ciencia, ética y moral su labor.

Jesús Alfredo Perez Hernandez.

Especialidad en Derecho con enfoque en Ciencias Forenses U.A.B.C.

Bibliografia recomendable para el mes de Julio…“Criminología etiológica-multifactorial”

Tijuana.- Del autor Wael Hikal llega  el libro titulado “Criminología etiológica-multifactorial”, el cual es editado por  Flores Editor y Distribuidor, México, 2011. Esta obra  nos brinda en la Primera Parte,  la introducción de los orígenes de la Criminología y su  relación que ha tenido con la etiología del crimen,  al tratar siempre de explicar el porqué de la conducta antisocial y criminal, de tal suerte que pasa por un breve panorama histórico para continuar con una perspectiva donde algunos autores citan la función que la Criminología actual debería realizar.

El capítulo II  representa una visión histórica de los diversos recursos que ha tenido la Criminología para explicar el fenómeno criminal, citando el modelo tradicional, liberal, la nueva criminología y el cuarto enfoque criminológico.

Por otra parte, el capítulo III de la obra, es de corte etiológico, biopsicosocial, pues se muestra una serie de disciplinas que auxilian al estudioso a comprender el crimen desde diversas perspectivas en las que la Criminología debe auxiliarse del conocimiento científico para que le permita interpretar la conducta antisocial.

Wael Hikal  muestra los conceptos operacionales en el ejercicio profesional que han de tomarse en cuenta en el estudio clínico, así, comola interpretacion a los términos de normal, anormal, desviado, antisocial, criminopatologías, criminogénesis, criminodinámica y los factores causales o factores criminógenos (biológicos, psicológicos y sociológicos) que son tratados en la segunda parte del libro, particularmente en su capítulo IV.

El capítulo V cita algunos ejemplos de factores criminógenos, para los cuales el estudioso deberá ser atento e identificar  dichos conceptos y ejemplos en situaciones que ocurran en su localidad o región con las variables que implica la cultura, el delito y demás factores. Ademas de los factores considerados tambien contempla el ADN, su herencia, trastornos mentales hasta defectos biológicos y situaciones como los medios de comunicación, desempleo, educación, medios electrónicos, geografía, migración, política, terrorismo, entre tantos más.

Al finalizar el libro, se cita de manera puntual  el diagnóstico clínico, conceptos de Criminología Clínica y la labor que comúnmente se lleva a cabo, análisis conductual, familiar, social, así como el común de formato de la entrevista clínica criminológica  la cual fue contemplada en la Tercera Parte del libro para posteriormente concluir con el último capítulo VII en donde, destaca  la importante labor de la prevención del delito, el conocimiento de los factores criminógenos y de las variables en el crimen, los cuales deben servir para lograr una tarea preventiva y terapeútica.

Bibliografia recomendable para el mes de Junio…“Glosario de Criminología y Criminalística”

Una excelente recomendacion para lectura, es el compendio que logra Hikal Wael, a traves del “Glosario de Criminología y Criminalística”,  que publica Flores editor y distribuidor, México, 2011.

La obra titulada “Glosario de Criminología y Criminalística” contiene alrededor de 3 mil términos de diversas disciplinas relacionadas con las áreas principales del campo de las Ciencias Forenses: Criminología y Criminalística. En esta compilacion, no solo se limita a una revisión de la Criminologia y la Criminalistica, contiene términos de Derecho Penal: parte general, especial y procesal, delitos especiales, legislación federal, Amparo, Derechos Humanos, Garantías individuales, Sociología criminológica, Demografía criminológica, Estadística criminológica, Psicología y sus áreas psicoanalíticas y conductuales principalmente, además del enfoque  humanístico, del desarrollo, trastornos de la personalidad, sexuales, Política criminológica, Victimología, Antropología criminológica, Biología criminológica.

Además de lo anterior, contiene diversas disciplinas forenses como Medicina, Balística, Grafoscopia, Documestoscopia, Informática, Poligrafía, Veterinaria, Contabilidad, Dactiloscopia, Criminalística, Fotografía, Genética, Ingeniería, Arquitectura, Explosivos, Odontología, Psiquiatría, tránsito, valuación, entre otras.

Por otro lado, se incluyen algunos personajes clásicos que han dado origen a las anteriores disciplinas y referencias biográficas de LOMBROSO, GARÓFALO y FERRI principalmente, FREUD, ADLER, JUNG, REIK, y también VIDOCQ, QUETELET, DITULLIO, TIEGHI, ORELLANA, MONTIEL SOSA, NICÉFORO, JIMÉNEZ DE ASÚA, HOWARD, HENTIG, MARX, CONAN DOYLE, CARRARA, CARMIGNANI y muchos más.

Vale la pena considerar la obra que logra construir Wael Hikal en la que le permite al lector, familiarizarse de una manera clara y sencilla con mas de 3 mil términos de diversas disciplinas relacionadas con las áreas principales del campo de las Ciencias Forenses.